Destacada Observación

Adquisiciones, fusiones y nuevos actores en el mercado de observación de la Tierra

Las novedades en un mercado de alto potencial con pronósticos de fuerte crecimiento ocurren cada vez con mayor frecuencia. Procesos de concentración en las compañías más fuertes amenazan a las múltiples iniciativas que prosperan en distintas partes del mundo.

En solamente unos meses de 2017, el mercado de observación de la Tierra tuvo importantes novedades. Nuevas misiones fueron lanzadas al espacio agregando capacidad de observación de nuestro planeta destacándose la puesta en órbita del segundo satélite Sentinel-2 del Programa Copernicus de la Unión Europea, pero dos noticias relacionadas a fusiones de compañías sacudieron el sector. La adquisición de Terra Bella, empresa satelital de observación terrestre de Google, por Planet y la compra por parte de la canadiense MDA de Digitalglobe, propietaria de la constelación de satélites WorldView de muy alta resolución.

Otra noticia de impacto fue el lanzamiento en el vehículo de la India PLSV de 88 “Doves” de Planet, en lo que constituye el actual record de lanzamientos orbitales (103 satélites), llevando la constelación de la empresa norteamericana a un total de 149 pequeños satélites orbitando la Tierra, lo que también logra el record de la mayor constelación satelital privada.

Fusiones

SkyBox fue creada en el año 2009 por un grupo de emprendedores de la Universidad de Stanford (Estados Unidos). Lanzaron al espacio sus primeros dos satélites en 2013 (SkySat-1) y 2014 (SkySat-2), misiones de alrededor de 80 kilogramos con capacidad de tomar imágenes de un metro de resolución en modo pancromático y dos metros en modo multiespectral de cuatro bandas. En junio de 2014 esta innovadora compañía fue adquirida por Google en la suma de USD 500 millones.

Desde su adquisición, SkyBox pasó al tiempo a llamarse Terra Bella y lanzó el tercer componente de la constelación en junio de 2016 mediante un vehículo PLSV acompañando por 12 “palomas” de Planet, ahora compañeros en el Espacio. El 15 de septiembre de 2016, mediante un cohete Vega de Arianespace, Terra Bella lanzó cuatro SkySat llevando la constelación a un total de siete satélites. El pasajero principal de este lanzamiento fue el PeruSat-1 de la agencia espacial peruana CONIDA fabricado por Airbus Defence & Space. Estos últimos cuatro satélites de Terra Bella tuvieron un peso superior a los 100 kilogramos.

Las imágenes obtenidas por los satélites SkySat, tal como se puede apreciar en las escenas que la empresa publicó a pocos días de los lanzamientos, tanto para el SkySat-3 como para los SkySat 4-7, son de extraordinaria calidad.

Bajo el manto de protección de un gigante como Google, con un rápido recorrido de éxitos tecnológicos, el futuro de Terra Bella no suponía ser su venta. Sin embargo, por razones que aún no están del todo claras, Google decidió desprenderse de la compañía y esta fue recibida con los brazos abiertos por Will Marshall, CEO de Planet, que ya en 2015 había adquirido BlackBridge y su constelación RapidEye de alta resolución.

Un dato a tener en cuenta es que tiempo atrás Planet fue bendecida con un contrato para provisión de información desde el Espacio de la NGA. El mercado de observación de la Tierra, en lo que a operadores satelitales concierne, aún depende casi indefectiblemente de fuertes contratos gubernamentales.

La otra adquisición que movió el mercado fue la de Digitalglobe por parte de MDA. Habiendo lanzado recientemente WorldView-4, duplicando la capacidad de relevamiento del planeta con imágenes de muy alta resolución (31 centímetros), la mayor disponible comercialmente, la posición de la empresa norteamericana, principal proveedor de la NGA y de otros gobiernos del mundo, es prometedora de cara al futuro. Sin embargo, los desafíos que el sector se prepara a enfrentar parecen requerir aunar fuerzas, incluso para empresas del calibre de MDA y Digitalglobe.

El mercado de observación de la Tierra

Si bien existe en la actualidad un auge de nuevas constelaciones comerciales privadas y generación de capacidades de observación por parte de gobiernos de todas partes del mundo, el mercado de observación de la Tierra se encuentra fuertemente concentrado y, con las fusiones de los últimos meses, esta concentración se hizo aún mayor.

La consultora especializada NSR (Nother Sky Research) publicó recientemente la octava edición de su informe sobre el mercado satelital de observación de la Tierra. En este documento NSR muestra que el mercado viene creciendo y mantendrá esta tendencia en los próximos años llegando a 2025 a alcanzar casi los 6 mil millones de dólares de forma gradual. El mercado, a su vez, esta principalmente compuesto por contratos de gobierno para provisión de datos y servicios geoespaciales.

El informe de NSR también muestra que el mercado de observación de la Tierra se encuentra abarcado en un 74% por solo tres compañías: Airbus Defence & Space, MDA y Digitalglobe. Tras la fusión de estas últimas, solo dos compañías retendrán casi tres cuartos del mercado estableciendo una fuerte posición dominante.

A su vez, dentro de 26% restante se encuentran otras empresas de gran porte como Planet, Telespazio/eGeos y Urthecast.

Nuevos actores

En los últimos años surgieron una serie de nuevos actores con un interesante potencial y con la desafiante tarea de introducirse en un mercado concentrado en pocos actores muy fuertes como Airbus D&S y MDA, este último ahora junto a Digitalglobe.

BlackSky Global, oriunda de Seattle, Estados Unidos, lanzó recientemente la primera tanda de una constelación que está proyectada en sesenta satélites de alrededor de 45 kilogramos con la capacidad de observar la Tierra con un metro de resolución en el visible. Sus primeras imágenes fueron alentadoras y la compañía también lanzó una innovadora plataforma que además de incorporar datos de otras constelaciones satelitales maneja información de otras fuentes como noticias y redes sociales.

Vinculada directamente al fabricante de satélites británico Surrey, Earth-i es una constelación de tres satélites que orbitan alienados, con 33 minutos de separación entre ellos, con la capacidad de captar imágenes de un metro en modo pancromático y cuatro metros en modo multiespectral. Esta configuración permite a Earth-i disponer de productos originales. Recientemente Earth-i anunció la firma de un contrato en Australia, lo que refleja avances concretos en materia comercial fuera de sus fronteras nacionales, uno de los principales desafíos que afrontan los operadores satelitales de observación netamente comerciales.

En el surgimiento de nuevos operadores comerciales también comenzaron a aparecer actores chinos. El lanzamiento dos misiones SuperView-1 de muy alta resolución es el primer paso hacia una futura disputa con los líderes actuales Airbus D&S y MDA/DIgitalglobe. A pesar de un rumor inicial de falla en la inyección en órbita, las primeras imágenes de los Superview-1 mostraron una interesante calidad.

Latinoamérica

Lo más destacado de los últimos meses en la región en lo que a observación de la Tierra respecta se encuentra en el lanzamiento del PeruSat-1 por parte de la CONIDA. El satélite de muy alta resolución provisto por Airbus Defence & Space y lanzado por Arianespace mediante un vehículo Vega aportó una inédita capacidad de observación del territorio por parte de un gobierno latinoamericano.

FaSat Charlie, el satélite de alta resolución que operan las fuerzas armadas de Chile llegó al fin de su vida útil a fines de 2016. Las autoridades del país trasandino aseguraron públicamente que están estudiando alternativas para su reemplazo, pero la continuidad en las capacidades de observación del territorio dependen de que el satélite fabricado por la actual Airbus D&S resista algún tiempo más que el establecido por diseño.

En Argentina la expectativa por el lanzamiento de los satélites SAR SAOCOM-1A y SAOCOM-1B se mantiene desde hace ya largos años, aunque desde la CONAE se afirma que el lanzamiento del primer satélite (SAOCOM 1A) se realizará en 2017.

Satellogic, también dio la nota en 2016 con el lanzamiento de sus primeros dos satélites comerciales de una constelación proyectada de 300. Estos dos primeros satélites (los famosos Fresco & Batata) disponen de una inédita capacidad hiperespectral y una resolución espacial de un metro, que junto a los bajos costos de fabricación, le otrogan un importante potencial comercial a las imágenes que generen. Cuatro lanzamientos adicionales están previstos para 2017 y la compañía está comenzando a comercializar sus servicios gradualmente con presencia en distintos puntos del planeta.

Download Premium Magento Themes Free | download premium wordpress themes free | giay nam dep | giay luoi nam | giay nam cong so | giay cao got nu | giay the thao nu
X