Espacio Exterior Tecnología Espacial

Finalizó con éxito la misión NG-10 de la Cygnus “John Young”

La nave Cygnus de Northrop Grumman llevó más de 3.500 kg de suministros a la ISS y permitió el despliegue de cargas útiles para NanoRacks, Slingshot y UbiquitiLink. Realizó un re ingreso destructivo con 2.500 kg de desechos de la ISS sobre el océano Pacífico

Northrop Grumman anunció la finalización exitosa de su décima misión de suministro de carga a la Estación Espacial Internacional bajo el contrato de Servicios de Reabastecimiento Comercial (CRS-1) de la NASA.

Durante la misión, la nave de carga Cygnus “John Young ” cumplió con las necesidades de varios clientes durante el vuelo a la Estación Espacial Internacional (ISS). La nave espacial retiró más 2.500 kilogramos de carga de desecho de la estación espacial.

Después de la partida, la misión extendida incluyó el despliegue de tres CubeSats a través de la plataforma de NanoRacks en dos altitudes diferentes y dos CubeSats del sistema Slingshot. Slingshot, un nuevo cliente comercial para Cygnus, es una plataforma flexible que puede realizar despliegues de cargas útiles alojada y CubeSats. La nave espacial también operó una carga útil comercial para otro nuevo cliente, UbiquitiLink. Según Northrop Grumman, estos usos innovadores de Cygnus, más allá de la misión principal, amplían las oportunidades comerciales gracias a las asociaciones creadas a través de la estación espacial.

“Fue una misión impecable para Cygnus que volvió a demostrar su capacidad para operar como plataforma científica en órbita y plataforma de lanzamiento para el despliegue de CubeSats comerciales en misiones extendidas”, dijo Frank DeMauro, vicepresidente y gerente general de sistemas espaciales de Northrop Grumman. “Ahora dirigimos nuestra atención al próximo lanzamiento esta primavera, donde Cygnus volará en una misión de duración extendida para demostrar aún más sus capacidades como plataforma de prueba en órbita. Estas capacidades mostrarán a Cygnus como un vehículo espacial en evolución que puede aprovechar el impacto positivo de la estación espacial para hacer crecer nuevas asociaciones comerciales”.

La misión concluyó oficialmente el 25 de febrero cuando Cygnus realizó un reingreso seguro y destructivo a la atmósfera de la Tierra sobre el Océano Pacífico al este de Nueva Zelanda. La misión comenzó el 17 de noviembre de 2018, cuando Cygnus fue lanzada a bordo de un cohete Antares  de Northrop Grumman desde las instalaciones en Wallops, Virginia. Al llegar a la ISS la nave Cygnus entregó aproximadamente 3,350 kilogramos de carga, suministros y experimentos científicos a los astronautas. Permaneció atracado durante 81 días en el laboratorio orbital antes de desacoplarse el 8 de febrero.

El próximo lanzamiento de Cygnus, conocido como la misión NG-11, está actualmente programado para mediados de abril. Esta será la misión final bajo el contrato CRS-1 de Northrop Grumman con la NASA antes de comenzar las misiones de contrato CRS-2 en el otoño de 2019.

Fuente: Northrop Gruman

X