Destacada Espacio Exterior

Exitoso descenso de InSight en Marte

La nave robótica de la NASA, fabricada por Lockheed Martin, ya se encuentra en la superficie del planeta rojo para dar comienzo a la misión científica de dos años de duración. La confirmación del descenso de InSight fue transmitida a la Tierra por un cubesat.

Marte acaba de recibir una nueva misión robótica. El vehículo de la NASA InSight (Interior Exploration using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport) aterrizó con éxito en el Planeta Rojo después de un viaje de casi siete meses 458 millones de kilómetros desde la Tierra.

La misión de dos años de InSight será estudiar el interior profundo de Marte para aprender cómo se formaron todos los cuerpos celestes con superficies rocosas, incluida la Tierra y la Luna.

InSight se lanzó desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California el 5 de mayo. El Lander descendió el lunes 26 de noviembre, cerca del ecuador de Marte en el lado oeste de una extensión de lava lisa llamada Elysium Planitia. Alrededor de 20 minutos después de comenzar la maniobra de descenso se recibió la señal indicando que todo había salido como fue planificado.

“Hoy aterrizamos con éxito en Marte por octava vez en la historia de la humanidad”, dijo Jim Bridenstine, administrador de la NASA. “InSight estudiará el interior de Marte y nos enseñará ciencia valiosa mientras nos preparamos para enviar astronautas a la Luna y luego a Marte. Este logro representa la capacidad de Estados Unidos y de nuestros socios internacionales y sirve como testimonio de la dedicación y perseverancia de nuestro equipo. Lo mejor de la NASA aún está por venir, y llegará pronto”.

Descenso exitoso, festejos del equipo de la misión

La señal de aterrizaje se transmitió al Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, a través de uno de los dos pequeños CubeSats del programa (Mars Cube One (MarCO), que se lanzaron en el mismo cohete que InSight. Wall-E y Eva son los primeros CubeSats enviados al espacio profundo. Después de llevar a cabo con éxito una serie de comunicaciones y experimentos de navegación en vuelo, los MarCO gemelps se pusieron en posición de recibir transmisiones durante la entrada, el descenso y el aterrizaje de InSight.

Reduciendo la velocidad

“Llegamos a la atmósfera marciana a 19,800 kilómetros por hora y toda la secuencia para descender en la superficie tomó solo seis minutos y medio”, dijo el gerente del proyecto de InSight, Tom Hoffman, en JPL. “Durante ese breve lapso de tiempo, InSight tuvo que realizar de manera autónoma docenas de operaciones”.

La confirmación de un aterrizaje exitoso no es el final de los desafíos de la misión en el Planeta Rojo. La fase de operaciones de superficie de InSight comenzó un minuto después del aterrizaje. Una de sus primeras tareas fue desplegar sus dos paneles solares decagonales, que proporcionarán energía. Ese proceso comienza 16 minutos después del aterrizaje y toma otros 16 minutos para completarse.

InSight comenzará a recopilar datos científicos dentro de la primera semana después del descenso, aunque los equipos se enfocarán principalmente en preparar los instrumentos de InSight en el terreno marciano. Al menos dos días después del aterrizaje, el equipo de ingeniería comenzará a implementar el brazo robótico de 1.8 metros para que pueda tomar imágenes del paisaje.

“El descenso fue emocionante, pero estoy esperando la perforación”, dijo el investigador principal de InSight, Bruce Banerdt, de JPL. “Cuando obtengamos las primeras imágenes, nuestros equipos de ingeniería y ciencia comenzarán a planificar dónde desplegar nuestros instrumentos científicos. En dos o tres meses, el brazo desplegará los principales instrumentos científicos de la misión, el SEIS (Seismic Experiment for Interior Structure) y el HP3 (Heat Flow and Physical Properties Package).

InSight operará en la superficie durante un año marciano más 40 días marcianos o soles, hasta el 24 de noviembre de 2020. Los objetivos de la misión de los dos pequeños MarCO que transmitían la telemetría de InSight se completaron después de su sobrevuelo marciano.

“Es un gran paso para nuestros intrépidos exploradores robóticos del tamaño de un maletín”, dijo Joel Krajewski, gerente de proyectos de MarCO en JPL. “Creo que los CubeSats tiene un gran futuro más allá de la órbita de la Tierra, y el equipo de MarCO está feliz de abrir el camino”.

JPL administra InSight para la Dirección de Misiones Científicas de la NASA. InSight es parte del Programa Discovery de la NASA, administrado por el Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la agencia en Huntsville, Alabama. Los CubeSats MarCO fueron diseñados, construidos y gestionados por el JPL. Lockheed Martin Space en Denver construyó la nave espacial InSight, incluida la plataforma de crucero y el módulo de aterrizaje y respalda las operaciones de la nave espacial para la misión.

InSight en Lockeed Martin

Varios socios europeos, incluido el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES) y el Centro Aeroespacial Alemán (DLR), están apoyando la misión InSight. El CNES y el Instituto de Física del Mundo de París (IPGP) proporcionaron el instrumento Experimento Sísmico para la Estructura Interior (SEIS), con importantes contribuciones del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar (MPS) en Alemania, el Instituto Suizo de Tecnología (ETH) en Suiza, Imperial College y Oxford University en el Reino Unido, y JPL. DLR proporcionó el instrumento HP3 (Heat Flow and Physical Properties Package), con importantes contribuciones del Centro de Investigación Espacial (CBK) de la Academia de Ciencias de Polonia y Astronika en Polonia. El Centro de Astrobiología (CAB) de España suministró los sensores de viento.

Fuente: NASA

X