Acceso al Espacio Destacada Espacio Exterior

China lanza el satélite de retransmisión Queqiao mediante un CZ-4C

El satélite Queqiao orbitará el punto de Lagrange L2 del sistema Tierra-Luna a unos 455.000 kilómetros de distancia de nuestro planeta. La misión despegó desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, ubicado en el suroeste de China.

El pasado 21 de mayo un cohete Larga Marcha 4C (CZ-4C) lanzó exitosamente al satélite de retransmisión de datos CE-4 TDRS (ChangE-4 Tracking and Data Relay Satellite), también denominado “Queqiao”. La carga también incluyó a los satélites científicos LongJiang-1 y 2. La CGWIC (China Great Wall Industry Corporation), organización comercial China encargada de la cooperación espacial, incluyó en el satélite LongJiang-1 una pequeña cámara óptica lunar desarrollada por Arabia Saudita. Esta colaboración se da en el marco del Memorandum de Cooperación de Exploración Lunar G2G firmado el año pasado entre los dos países.

El programa de exploración lunar ChangE-4 se compone de dos misiones. La primera se cumple con el lanzamiento y puesta en órbita del satélite de retransmisión Queqiao, la segunda se llevará a cabo mediante un módulo de alunizaje y un rover lunar a ser lanzados a fines del presente año. La misión de alunizaje y exploración ChangE-4 será la primera nave espacial en realizar un descenso controlado en el lado oculto de la Luna.

El satélite Queqiao, desarrollado por la empresa China Spacesat Co. Ltd., operará orbitando el punto de Lagrange L2 permitiendo el enlace de datos entre las estaciones receptoras ubicadas en la Tierra y el explorador ChangE-4 situado en el lado oculto lunar.

Video del lanzamiento

Los microsatélites LongJiang-1 y 2 fueron desarrollados por el Instituto de Tecnología de Harbin (HIT por sus siglas en inglés), viajarán en formación hacia la Luna para realizar observaciones astronómicas de onda ultra larga, lo que podría ayudar a los científicos a estudiar el amanecer cósmico. “Explorar el amanecer cósmico es nuestro objetivo a largo plazo, y Longjiang-1 y Longjiang-2 son un experimento preliminar que podría sentar las bases para la exploración futura“, destacó Chen Xuelei, un cosmólogo de los Observatorios Astronómicos Nacionales, que lidera un equipo para analizar los datos de los microsatélites.

Diseñamos una órbita alrededor del punto L2 en el sistema Tierra-Luna desde donde el satélite podrá ‘ver’ tanto la Tierra como la cara oculta de la Luna“, explicó Bao Weimin, director de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespaciales de China.

China ha elaborado un ambicioso plan para la exploración del espacio profundo, que incluye la sonda lunar ChangE-5 planificada para 2019. Después de cumplir con los tres pasos de su programa de sondas lunares (orbitar, alunizar y regresar), el país explorará la Luna en más detalle, lo que incluye descensos y exploraciones en las regiones polares, según declaraciones de Tian Yulong, secretario general de la administración. Por su parte, Zhou Jianping, diseñador jefe del programa espacial tripulado de China, dice que el país ya tiene el fundamento tecnológico para realizar un alunizaje tripulado.

El lanzador CZ-4C es un cohete de tres etapas de propergoles hipergólicos desarrollado por la Academia de Tecnología de Vuelos Espaciales de Shanghai (SAST por sus siglas en inglés). La misión es la número 275 de la familia de lanzadores Larga Marcha.

Fuentes:

CGWIC

Xinhua

X