Comunicaciones Destacada

El sistema global ADS-B de Aireon entra en servicio

Permite el seguimiento del tráfico aéreo en todo el mundo y tendrá un importante impacto en la seguridad y eficiencia de los vuelos. El sistema opera como carga útil alojada en la constelación Iridium NEXT

El sistema global de vigilancia del tráfico aéreo en tiempo real de Aireon entró en servicio, se encuentra en pleno funcionamiento luego de su completo despliegue y se está probando en el Atlántico Norte.

El sistema ADS-B (Automatic Dependent Surveillance Broadcast) espacial de Aireon proporciona vigilancia y seguimiento del tráfico aéreo en tiempo real al 100 por ciento de las aeronaves equipadas con ADS-B en el planeta. Según informó la empresa, antes de que el sistema de Aireon se pusiera en línea, la vigilancia tradicional en tierra cubría solo el 30 por ciento del mundo, lo que significa que las autoridades de aviación civil, operadores comerciales y otros actores de la industria dependían de las actualizaciones de posición de las aeronaves cada 10 a 14 minutos para rastrear a las aeronaves fuera de la cobertura del radar.

“Por primera vez en la historia, podemos vigilar a todos los aviones equipados con ADS-B en cualquier lugar del mundo”, dijo Don Thoma, CEO de Aireon. “Nuestro sistema de transporte aéreo ha operado de forma segura pero menos eficiente en el 70 por ciento del mundo que no tiene vigilancia en tiempo real. Con el lanzamiento de nuestro servicio ADS-B basado en el espacio, Aireon ahora ofrece una solución en tiempo real para ese desafío, uno que optimizará radicalmente la seguridad y la eficiencia del vuelo. “La industria de la aviación se ha unido al resto del siglo XXI, donde se confía en la conectividad en tiempo real para hacer negocios”.

Aireon espera que el nuevo sistema reduzca los riesgos generales de seguridad de vuelo en aproximadamente el 76% del Atlántico Norte según un análisis conjunto de NAV CANADA y NATS, los primeros proveedores de servicios de navegación aérea (ANSP) en utilizar el servicio. La visibilidad y el control mejorados del espacio aéreo no vigilado anteriormente, especialmente en las regiones oceánicas, permitirán a las aerolíneas volar rutas a velocidades y niveles óptimos, esperando generar ahorros en los costos de hasta USD300 por vuelo transatlántico, además de reducir las emisiones de dióxido de carbono en dos toneladas por vuelo, basado en un análisis realizado por NATS y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

24 horas de tráfico aéreo

El uso del sistema de Aireon sobre el Atlántico permite que los controladores de tránsito aéreo prueben la reducción de las distancias de separación en ruta de las aeronaves de 40 millas náuticas a tan solo 14 millas náuticas, haciendo que el espacio aéreo sea más flexible, predecible y capaz de adaptarse al inmenso crecimiento previsto para los próximos años.

“Conocer la posición, velocidad y altitud de cada aeronave equipada con ADS-B en el espacio aéreo oceánico, en tiempo real, es un cambio transformador en la forma en que nuestros controladores gestionan el tráfico aéreo”, dijo Neil Wilson, presidente y director ejecutivo de NAV CANADA. “El sistema Aireon proporciona un impulso inmediato a la seguridad de la aviación y las aerolíneas se beneficiarán con rutas y niveles de vuelo más eficientes en cuanto al consumo de combustible. “Más del 95 por ciento del tráfico del Atlántico Norte ya está equipado con ADS-B, por lo que el ahorro de combustible y la reducción de las emisiones de dióxido de carbono se lograrán muy rápidamente”.

Las regulaciones que obligan a incorporar equipos ADS-B en las aeronaves ya se han implementado en todo el mundo y entrarán en vigencia en los Estados Unidos en enero de 2020 y en Europa en junio de 2020. Otros países están en proceso de redactar mandatos para su implementación en los próximos años.

ADS-B global de Aireon

Martin Rolfe, CEO de NATS, dijo: “El ensayo en el Atlántico Norte, el espacio aéreo oceánico más transitado del mundo, con más de 500.000 vuelos cada año y un estimado de 800.000 vuelos por año para 2030, demostrará a toda la industria de la aviación, que los servicios globales ADS-B basado en el Espacio puede revolucionar el servicio que brindamos a nuestros clientes y al público que viaja al transformar la forma en que realizamos la gestión del tráfico aéreo en regiones remotas”.

Parche del último lanzamiento de Aireon

Tras ocho años de fabricación, las cargas útiles ADS-B de Aireon, provistas por Harris, se alojan en la constelación de satélites Iridium NEXT, cuyo despliegue final tuvo lugar el 11 de enero de 2019. Después de recibir el control de las seis cargas útiles ADS-B finales de Iridium el 7 de febrero de 2019, Aireon completó las etapas de prueba, validación y calibración de la carga útil antes de poner en funcionamiento el sistema completo para dar soporte a los clientes actuales de ANSP.

“La mejora de la seguridad y el ahorro de costos para todas las partes interesadas de la aviación es solo el comienzo. El impacto revolucionario de los datos de ubicación en tiempo real y la información histórica de seguimiento de los datos ADS-B basados ​​en el espacio de Aireon creará innovaciones que ni siquiera hemos imaginado. Las oportunidades de beneficios integrales y continuos para toda la comunidad de la aviación están a nuestro alcance. No podríamos lograr esto sin nuestros dedicados inversionistas, NAV CANADA, Iridium Communications, NATS, Enav, la Autoridad de Aviación Irlandesa (IAA) y Naviair, y nuestros socios y clientes de lanzamiento. “Este es un gran día para todos nosotros”, concluyó Thoma.

Carga útil Aireon de Harris

Fuente: Aireon

X