Acceso al Espacio

VENG, presupuesto 2018

La empresa estatal que lleva adelante el proyecto de acceso al Espacio Argentino tiene un presupuesto de USD45 millones para 2018, un 15% menos que en 2017. El crecimiento planificado de 24% en el plantel de VENG, en duda ante medidas del Ministerio de Hacienda.

VENG S.A, empresa de capital estatal cuyas acciones se encuentran en poder de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) de Argentina, organismo descentralizado en el ámbito del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, ya tiene diez años de existencia en la búsqueda de la autonomía en el acceso al Espacio.  

Mediante la resolución 103/2018 el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne aprobó el 27 de febrero de 2018 el Plan de Acción y Presupuesto para el ejercicio 2018 de VENG Sociedad Anónima.

El presupuesto está compuesto por dos elementos principales. Por un lado los ingresos que obtiene la empresa en contratos con CONAE, su cliente y controlante, y por otro transferencias del Tesoro Nacional. Para el año 2018 los ingresos corrientes proyectados ascienden a 803 millones de pesos. Las inversiones presupuestadas son de 74 millones de pesos, de los cuales 50 millones corresponden a transferencias de capital del Tesoro Nacional y 4,8 millones a recursos propios de la empresa.

El presupuesto del año 2017 contempló ingresos por 529 millones de pesos y transferencias del Tesoro Nacional por 336 millones de pesos. Los gastos corrientes presupuestados ascendieron  a 507 millones con 22 millones de resultado económico.

Los presupuestos en la actividad espacial son especialmente sensibles las devaluaciones de la moneda ya que gran parte de los componentes e insumos requeridos tiene precios internacionales en dólares.  El valor del Dólar al 1 de enero de 2017, fue de 16,10, cotizando en la misma fecha 2018 18,65 pesos, casi un 16% superior entre un año y el otro. Llevado a dólares, el presupuesto 2017 total de VENG ascendió a USD53 millones, quedando en USD45 millones en 2018.

Por otro lado, en los últimas semanas el valor del dólar tuvo un muy fuerte incremento cotizando actualmente alrededor de 25 pesos, un 34% superior respecto al primer día del año. Esta devaluación de la moneda reduce notablemente la capacidad de compra de VENG para 2018 en lo que a insumos y componentes en dólares refiere.

En el presupuesto 2017 se estableció un crecimiento en el plantel de la empresa llegando a 425 personas. La previsión para 2018 lleva el personal de la empresa a 530 empleados, un 24% mayor al año anterior. La estimación para afrontar salarios durante 2018 es de 312 millones de pesos, lo que da un promedio por empleado de casi 50 mil pesos mensuales (USD2.680).

Medidas Económicas

El 1 de junio el Ministro Nicolás Dujovne realizó una serie de anuncios con medidas que buscan reducir el déficit fiscal en 20 mil millones de pesos con posible impacto en las previsiones presupuestarias de VENG:

  • No habrá ingresos al Estado durante 24 meses“, salvo en las universidades, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y el Servicio Exterior.
  • Se revisarán las estructuras de entes descentralizados y desconcentrados. Las modificaciones de las nuevas estructuras implicarán un ahorro presupuestario mayor al 25% en el conjunto de organismos.
  • Las empresas públicas informarán su planificación en gasto de personal para el año 2019 en un plazo de 90 días.
  • Se reducirá en un 15% los fondos destinados a las empresas públicas con el objetivo de alcanzar un equilibrio operativo para 2019.

Estos anuncios generan incertidumbre respecto al cumplimiento de los objetivos del programa de acceso al Espacio argentino. Incluso en el Presupuesto 2018, antes de los anuncios de Dujovne, VENG anticipa la imposibilidad de cumplir con los cronogramas por falta de recursos:

Es importante destacar que el presente presupuesto muestra en su Anexo II Cuadro D (Inversión Real Bruta y Financiamiento Asociado) un monto total a financiar con Transferencias para Gastos de Capital del Sector Público durante 2018 de cincuenta millones pesos .Al respecto cabe aclarar que el mismo se ajusta al techo presupuestario recibido pero no concuerda con las estimaciones realizadas para lograr la ejecución de todas las acciones expuestas en el Plan de Acción 2018. Para ello sería necesario acrecentar la asignación del caso de acuerdo a los guarismos que se muestran en el Anexo Especial al presente plan, coincidente con lo manifiesto en el presupuesto trianual 2018/2020 oportunamente presentado por la  empresa.

Situación actual de la empresa

Veng S.A. lleva adelante para la CONAE el desarrollo del prototipo de Lanzador “Tronador II/III” incluído en el Programa ISCUL (Inyector Satelital para Cargas Útiles Livianas).

Dicho prototipo se diseña para que tenga la capacidad de colocar en órbita polar de entre seiscientos kilómetros (600 km) y setecientos kilómetros (700 km) de altura una carga útil satelital de entre doscientos cincuenta kilogramos (250 kg) y mil kilogramos (1000 Kg) de peso. Con ese fin se desarrollan motores de propulsantes líquidos con cámara de combustión ablativa y regenerativa y combustibles y comburentes líquidos para esos motores.

También se desarrolla la estructura del prototipo de lanzador, la aviónica y los sistemas de navegación, guiado y control del lanzador. A los efectos de calificar los componentes desarrollados, se lleva adelante un plan de diseño y prueba de prototipos de vuelo, hasta llegar a un primer prototipo con capacidad de satelización, denominado “Tronador III Tecnológico”, cuya primera prueba está prevista para fines de 2019.

El proyecto Tronador II/III surge como una continuidad y una fusión de ambos proyectos, que permite reutilizar al máximo la ingeniería del primero en línea con la consecución del segundo, donde aumentando los tiempos de quema en la segunda etapa se puede lograr inyectar más carga útil en órbita con una misma ingeniería. Con estos dos modelos de lanzador se cubren todas las necesidades derivadas de los lanzamientos de futuras misiones satelitales desarrolladas con el concepto de “arquitectura segmentada”, sobre cuya base se planifican las misiones satelitales de la serie SARE de la CONAE.

Fuente: Ministerio de Hacienda

X