Acceso al Espacio Regulaciones y Políticas

A pedido del Congreso de EEUU, la USAF modifica el programa de lanzadores

El nuevo programa buscará potenciar la industria norteamericana de lanzamientos comerciales. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) cambió el nombre del programa Evolved Expendable Launch Vehicle (EELV) por National Security Space Launch (NSSL).

Siguiendo el mandato del Congreso de EEUU, el viernes 1 de marzo la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) cambió el nombre del programa Evolved Expendable Launch Vehicle (EELV) por National Security Space Launch (NSSL).

La Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) de 2019 exhortó el cambio de nombre a partir del 1 de marzo. El programa EELV, que se ejecutó durante 25 años, se creó mucho antes del advenimiento de los cohetes reutilizables. El Congreso, al cambiar el nombre del programa, señala que esta es una nueva era en la que tanto los vehículos de lanzamiento reutilizables como los desechables deben considerarse en futuras solicitudes.

“El Secretario de Defensa debe perseguir una estrategia que incluya sistemas de lanzamiento total o parcialmente reutilizables”, dice la NDAA. El Congreso también ordena al DoD (Departamento de Defensa) que continúe trabajando en un proceso para evaluar y certificar vehículos de lanzamiento utilizando componentes o sistemas previamente probados en vuelo.

El programa EELV se remonta a agosto de 1994 cuando el presidente Clinton firmó una Política Nacional de Transporte Espacial y asignó la responsabilidad de los vehículos de lanzamiento no reutilizables al DoD. El Centro de Sistemas de Misiles y Espaciales de la Fuerza Aérea inició el programa EELV para desarrollar una familia de vehículos de lanzamiento para cargas útiles medias y pesadas.

El programa NSSL trata de hacer que los servicios de lanzamiento sean “más ágiles y efectivos”, dijo el Coronel Robert Bongiovi, a cargo de la Dirección de Empresas de Lanzamiento del Centro de Sistemas de Misiles y Espaciales de la Fuerza Aérea. En un comunicado, Bongiovi elogió el programa EELV por un “legado notable” con 75 lanzamientos de seguridad nacional exitosos que colocaron satélites por valor de más de USD50 mil millones.

El programa NSSL buscará aprovechar la industria de lanzamiento comercial de los Estados Unidos, que ha crecido significativamente durante los últimos cinco a siete años, dijo Bongiovi.

El programa EELV está siendo renombrado al mismo tiempo que la industria de lanzamientos se prepara para la próxima competencia importante para la adjudicación de lanzamientos de seguridad nacional.

El 21 de febrero, el Centro de Sistemas de Misiles y Espaciales de la Fuerza Aérea emitió un borrador de solicitud de propuestas (RFP) para la Adquisición del Servicio de Lanzamiento de la Fase 2 de EELV. Esta es una competencia de alto nivel en la que solo se seleccionarán dos compañías para brindar servicios de lanzamiento durante un período de cinco años. Según las fuentes, los dos ganadores se dividirían en 25 lanzamientos durante cinco años.

Se espera que la competencia LSP incluya a United Launch Alliance y SpaceX, y también a nuevos jugadores como Blue Origin y Northrop Grumman que están desarrollando cohetes con fondos de la Fuerza Aérea. Para esta competición ULA también presentaría un nuevo vehículo.

La Fuerza Aérea solicitó comentarios (RFP) a los proveedores sobre el borrador de solicitud del 21 de febrero. La USAF presentará una solicitud final de propuestas para fines de marzo. Las ofertas se recibirían 60 días después.

Fuentes de la industria que han revisado el borrador de la RFP señalaron que la Fuerza Aérea en esta solicitud enfatiza el desempeño técnico por encima de cualquier otra cosa. Bajo el programa EELV, uno de los principales criterios para la selección es la capacidad de un vehículo de lanzamiento para llevar las cargas útiles de seguridad nacional en nueve órbitas de referencia alrededor de la Tierra.

Otros criterios de evaluación incluyen la administración y el enfoque de negocios, historial de desempeño y precio, que deben ser priorizados en ese orden.

La Fuerza Aérea describe la Adquisición del Servicio de Lanzamiento de la Fase 2 como una “selección de fuente de mejor valor”. El primer contrato se otorgará al “oferente determinado como el de mejor valor para el gobierno en base a la evaluación de selección”, dice el borrador RFP. El segundo ganador será seleccionado para garantizar que el gobierno tenga “la mejor cartera de dos proveedores de lanzamiento”.

Los funcionarios han dicho que la Fuerza Aérea tiene la intención de seleccionar a los dos ganadores en 2020. Esa línea de tiempo ha generado especulaciones de que la Fuerza Aérea podría terminar eligiendo un vehículo de lanzamiento que aún no ha sido certificado para competir por los lanzamientos de seguridad nacional. Los nuevos lanzadores que están siendo desarrolladas por ULA, Blue Origin y Northrop Grumman podrían no estar certificados hasta por lo menos 2020 o 2021. Pero los vehículos de lanzamiento que aún no están certificados todavía podrán competir en la Fase 2 del LSP, siempre y cuando las empresas presenten un plan de certificación que ha sido validado por los evaluadores de la Fuerza Aérea y de las compañías aeroespaciales.

Fuentes: US DoD, USAF, Spacenews

X