Acceso al Espacio

Tercer vuelo supersónico del VSS Unity de Virgin Galactic

La nave espacial tripulada VSS Unity alcanzó los 52 kilómetros de altitud, a mitad de camino de la línea de Kármán situada a 100 kilómetros, en el límite con en el espacio exterior.

Los pilotos de prueba de Virgin Galactic superaron la velocidad de Mach 2 el 26 de julio, cuando el VSS Unity realizó su tercer vuelo supersónico impulsado por su motor cohete en menos de cuatro meses. Después de un lanzamiento limpio desde el avión portador VMS Eve a 14.000 metros de altitud, los pilotos Dave Mackay y Mike “Sooch” Masucci encendieron el motor de cohete de la nave espacial, antes de subir en escalada casi vertical a 2,47 veces la velocidad del sonido.

El encendido del motor planificado de 42 segundos, llevó a los pilotos y a la nace espacial a través de la estratosfera y, en un apogeo de 52.000 metros, a la mesosfera por primera vez. Esta región es una capa atmosférica poco estudiada porque está por encima del rango de vuelo de los globos meteorológicos, y Virgin Galactic espera poder ayudar a la comunidad científica a explorarla en un futuro.

Después del aterrizaje en el puerto espacial de Mojave, el piloto principal Dave Mackay resumió la experiencia: “Fue una emoción de principio a fin. El motor cohete de Unity volvió a funcionar magníficamente y Sooch realizó un aterrizaje perfecto. Fue un nuevo récord de altitud para los dos, sin mencionar nuestro a maniquí en la parte trasera, y las vistas de la Tierra desde el cielo negro eran magníficas”.

Sooch agregó: “Después de haber sido piloto del avión U2 y haber trabajado mucho a gran altitud, la vista desde 52.000 metros fue simplemente increíble. El vuelo fue emocionante y francamente hermoso. Pudimos completar una gran cantidad de pruebas que nos darán una buena visión a medida que avancemos hacia nuestro objetivo de servicio comercial”.

Cada vez que VSS Unity se prueba en el suelo o en el cielo, la empresa obtiene una valiosa experiencia y nuevos datos. Esto mejora continuamente el modelado y ayuda a optimizar los objetivos y pruebas a medida que se expande progresivamente la trayectoria de vuelo. La prueba realizada, entre otras cosas, recopiló más datos sobre la aerodinámica supersónica y la dinámica térmica.

Al igual que en vuelos anteriores, la cabina de Unity estaba equipada para recopilar datos vitales para la seguridad y la experiencia futuras de los clientes astronautas. Estos sistemas de análisis de cabina registran una serie de parámetros que están diseñados para ayudar a comprender mejor el entorno dentro de la cabina durante el vuelo propulsado: temperaturas, presiones, humedad, acústica, respuesta térmica, vibración, aceleración e incluso radiación.

Fuentes: Virgin Galactic

X