Acceso al Espacio Observación

El sistema CYGNSS de NASA lanzado mediante un cohete Pegasus KL

La constelación de 8 pequeños satélites de NASA permitirá predecir con mayor precisión la evolución de los huracanes mediante el análisis de las señales del sistema GPS

En su primer vuelo en casi tres años y medio, un cohete Pegasus XL  de Orbital ATK lanzó con éxito los ocho satélites para la NASA el 15 de diciembre que se utilizarán para mejorar los pronósticos de huracanes.

El avión L-1011 que transportaba el Pegasus XL despegó de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida a las 7:38 a.m. (hora del Este en EU) y soltó el cohete 59 minutos después, a una altitud de unos 11.900 metros. El cohete encendió su motor de combustible sólido y comenzó el ascenso, liberando su carga útil de ocho satélites en un período de 90 segundos aproximadamente 13 minutos después del lanzamiento.

“Para Pegasus, en general fue un día hermoso”, señaló Tim Dunn, gerente lanzamiento de la NASA para la misión, después del despliegue de los satélites. “Las tres etapas se han realizado muy bien: no hay problemas en absoluto con el rendimiento del vehículo de lanzamiento de Pegasus.”

El lanzamiento estaba programado inicialmente para el 12 de diciembre pero se postergó luego del despegue del avión L-1011  cuando una bomba hidráulica, parte del sistema de lanzamiento en el avión, no funcionó. El lanzamiento fue reprogramado para el 14 de diciembre después de reparar la bomba y luego se retrasó de nuevo al 15 de diciembre debido a un problema de software.

Los ocho satélites desplegados por Pegasus conformarán el Sistema de Satélites de Navegación Global Cyclone de la NASA (CYGNSS). Los satélites, diseñados y construidos por el Southwest Research Institute de la Universidad de Michigan, pesan 28.9 kilogramos cada uno y operarán en una órbita a 510 kilómetros de la Tierra inclinada 35 grados hacia el Ecuador. La NASA informó el mismo 15 diciembre que había establecido contacto con los ocho satélites que pasaron sobre las estaciones terrestres.

Los satélites CYGNSS detectarán señales del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) reflejadas en los océanos en regiones tropicales, midiendo la dispersión de las señales para calcular la rugosidad de los océanos y, por lo tanto, las velocidades del viento en la superficie. Conocer estos datos ayudará a los científicos a mejorar los modelos de formación de huracanes y aumentar la precisión de los pronósticos de su desarrollo.

“CYGNSS es una herramienta que nos proporcionará una cobertura de 24 horas los siete días de la semana de la zona de ciclones tropicales y mejorará nuestro conocimiento sobre cómo crecen los huracanes para poder preparar y proteger mejor a las personas en el camino de cada huracán”. Dijo Christine Bonniksen, ejecutiva del programa para la misión en la Sede de la NASA, durante una presentación preliminar sobre la misión en noviembre.

Para Orbital ATK, la misión fue el lanzamiento exitoso consecutivo número 29 de Pegasus que inició sus actividades en1997, pero el primero desde el lanzamiento en junio de 2013 de la misión Region Imaging Spectrograph de la NASA. A pesar de un aumento en el interés en los últimos años en los satélites pequeños, y los esfuerzos de varias empresas para desarrollar sus propios pequeños lanzamientos de satélite dedicados, Pegasus no ha atraído negocios más allá de misiones ocasionales de la NASA.

Un factor en esa falta de actividad es el costo relativamente alto del Pegaso. El contrato de servicios de lanzamiento que la NASA otorgó a la entonces Orbital Sciences Corp. en marzo de 2014 para la misión CYGNSS fue valorado en 55 millones de dólares.

Orbital ATK tiene un contrato para al menos un lanzamiento más de Pegasus XL, de la misión Ionospheric Connection Explorer de la NASA, prevista para mediados de 2017. Ese contrato, otorgado en noviembre de 2014, está valuado en 56.3 millones de dólares.

Video del lanzamiento

https://www.youtube.com/watch?v=Bla3RsVia9A

Fuentes

NASA

Orbital ATK

X