Observación

Sentinel-2B entrega su primera imagen

El segundo satélite Sentinel-2 del Programa Copernicus de la Unión Europea dispone ahora de una capacidad de revisita de cinco días. Brindisi, en Italia, la primera imagen libre de nubes del Sentinel-2B

El satélite Sentinel-2B de la Unión Europea captó  sus primeras imágenes de la Tierra para el programa de monitoreo ambiental Copérnico, poco más de una semana después de ser puesto en órbita.

Con un ancho de barrido de 290 kilómetros, la primera adquisición del satélite comenzó sobre el Mar Báltico y realizó una observación en forma de tira a través de Europa oriental, terminando en el norte de Libia.

Los datos se transmitieron en tiempo real a la estación terrena de Matera, en Italia, donde se procesaron las imágenes.

Mientras que el este de Europa estaba casi completamente nublado, el cielo soleado de Italia permitió a los equipos obtener la primera imagen para observar de las capacidades del instrumento multiespectral sobre las regiones Calabria y Apulia al sur de Italia.

Uno de los rasgos distintivos de esta primera adquisición es la ciudad portuaria de Brindisi, en Apulia. Otras áreas captadas en el primer paso incluyen la ciudad de Crotone en Calabria y parte de la costa de Albania.

La cámara multiespectral del Sentinel-2B está siendo calibrada durante la fase de puesta en operación, lo que llevará alrededor de tres meses.

Sentinel-2B es el segundo de la misión de dos satélites para el programa Copernicus de Europa. Su gemelo, Sentinel-2A, fue lanzado en junio de 2015. Ahora que ambos están en órbita, Sentinel-2 proporciona una repetición de la cobertura cada cinco días.

“Sentinel-2B será uno de los caballos de batalla de Copérnico, ya que permitirá una amplia gama de aplicaciones con un enfoque en la tierra”, dijo Josef Aschbacher, Director de Programas de Observación de la Tierra de la ESA.

“Con el segundo satélite Sentinel-2 en órbita, ahora tenemos una cobertura mucho mejor, lo que es especialmente importante para las áreas de monitoreo frecuentemente cubiertas por las nubes.

“Esto mejorará aún más la disponibilidad de datos de los Servicios Copérnico y aumentará el uso de sus datos.”

Fuente

ESA

X