Observación Tecnología Espacial

SBIRS GEO flight-4 entra en operación y completa el sistema de detección de misiles

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos completó, con la obtención de las primeras imágenes del SBIRS GEO flight-4, la red global para detección de misiles SBIRS. Dos satélites adicionales, con un costo de USD1,86 mil millones, fabricados por Lockheed Martin serán lanzados en 2021 y 2022 para ampliar capacidades.

El cuarto satélite del Sistema SBIRS (Space Based Infrared System) de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos transmitió sus primeras imágenes a la Tierra. El hito, conocido como “primera luz”, ocurrió en febrero cuando el satélite SBIRS GEO Flight-4, construido por Lockheed Martin, encendió sus sensores por primera vez durante la verificación de la misión.

SBIRS GEO Flight-4 es el último satélite en unirse a la constelación de detección de misiles de la Fuerza Aérea. Equipado con potentes sensores de vigilancia infrarroja y de exploración, el satélite recopila datos para que analizan los militares de los EEUU para detectar lanzamientos de misiles, apoyar la defensa de misiles balísticos, ampliar la recopilación de información de inteligencia y reforzar el reconocimiento en el campo de batalla.

Lanzado el 19 de enero mediante un cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA), SBIRS GEO Flight-4 completó el despliegue inicial de la red global para detección de misiles SBIRS. El satélite opera ahora junto a SBIRS GEO Flights-1, 2 y 3, que se lanzaron en 2011, 2013 y 2017, respectivamente.

“La primera luz fue un gran hito para SBIRS GEO Flight-4 y estamos muy satisfechos con la alta calidad y definición de las imágenes que recibimos”, dijo Tom McCormick, vicepresidente del de sistemas de infrarrojos de Lockheed Martin. “Con el lanzamiento de este satélite, SBIRS ahora puede proporcionar cobertura global, con una precisión mejor que la especificada y la capacidad de detectar incluso más objetivos de los anticipados”.

En 2014, la Fuerza Aérea otorgó a Lockheed Martin un contrato por USD1,86 mil millones para los satélites SBIRS GEO-5 y 6. Luego de esa adjudicación, la compañía ofreció al gobierno una modificación del contrato sin costo, para la transición a su nueva plataforma satelital LM 2100, para demostrar cómo los tiempos y los costos del ciclo de producción podrían reducirse drásticamente en futuros vehículos espaciales. La modificación también proporciona una capacidad de recuperación mejorada y valida la forma en que podrían incorporarse sensores modernizados.

SBIRS GEO-5 y GEO-6 actualmente superan el 50 por ciento de su fabricación y están en camino a ser entregados a la Fuerza Aérea para ser lanzados en 2021 y 2022.

Fuente: Lockheed Martin

X