Acceso al Espacio Destacada

Rocket Lab se apresta a un nuevo lanzamiento

Rocket Lab confirma nueva ventana de lanzamiento para ‘It’s Business Time’ desde el Complejo de Lanzamientos de Nueva Zelanda y refuerza el manifiesto de carga

El proveedor estadounidense de lanzamiento orbital Rocket Lab confirmó el 25 de mayo la nueva ventana de lanzamiento para la próxima misión denominada It’s Business Time. La ventana de lanzamiento de 14 días estará abierta entre el 23 de junio y el 6 de julio, con oportunidades de lanzamiento entre las 12:30 y las 16:30 el horario de Nueva Zelanda (00:30 – 04:30 UTC).

La ventana de lanzamiento, originalmente programada desde el 20 de abril al 3 de mayo de 2018, se modificó después de que se identificara un comportamiento inusual en un controlador de motor durante el ensayo en la plataforma de lanzamiento denominado Wet Dress Rehearsal (con carga de combustible). El equipo de Rocket Lab utilizó el tiempo adicional para revisar los datos, identificar la causa del problema y llevar a cabo las medidas correctivas. Mientras se implementaron las medidas correctivas, se agregaron clientes adicionales al manifiesto de lanzamiento. Una de las nuevas cargas es el IRVINE01, un satélite educativo del programa Irvine CubeSat STEM (ICSP) y, además, NABEO, un demostrador de tecnología de vela de resistencia diseñado y construido por High Performance Space Structure Systems GmBH. Estas nuevas cargas útiles se unen a los clientes existentes de It’s Business Time, incluidos los dos satélites Lemur-2 de Spire Global y un satélite de GeoOptics Inc., construido por Tyvak Nano-Satellite Systems. Las cargas se lanzarán a una órbita elíptica de 500 km x 250 km con una inclinación de 85 grados, antes de ser circularizadas utilizando la etapa superior impulsada por un motor Curie de Rocket Lab.

La vela de resistencia NABEO es un sistema creado para desorbitar de forma pasiva pequeños satélites inactivos. La pequeña vela es una membrana ultrafina que puede enrollarse y luego desplegarse una vez que el satélite alcanza el final de su vida útil. Los paneles reflectantes al desplegarse alcanzan los 2,5 metros cuadrados aumentando así la superficie del satélite, y provocando una mayor resistencia lo que lo empuja hacia la atmósfera de la Tierra, permitiendo un reingreso mucho más rápido y reduciendo así la cantidad de basura espacial en la órbita baja de la Tierra.

El programa Irvine CubeSat STEM es un esfuerzo educativo conjunto para enseñar, capacitar e inspirar a la próxima generación de profesionales de STEM, acrónimo de los términos en inglés Science, Technology, Engineering and Mathematics (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Este proyecto comprende a estudiantes de seis diferentes escuelas secundarias estadounidenses (Beckman, Irvine, Northwood, Portola, University y Woodbridge) de la ciudad de Irvine, California, y se beneficia de donaciones del sector privado a través de Fundación de Escuelas Públicas de Irvine. El principal objetivo de los estudiantes es ensamblar, probar y lanzar un nanosatélite a la órbita baja de la terrestre. Aproximadamente 150 estudiantes participan en el programa. A bordo de IRVINE01 hay una cámara de baja resolución que tomará imágenes de Venus, las estrellas y otros objetos celestes. Los datos de estas imágenes se pueden usar para calcular las distancias a las estrellas y determinar la precisión de orientación y la estabilidad del satélite. La empresa Tyvak Nano-Satellite Systems es el integrador de carga útil para IRVINE01 y trabajó estrechamente con Rocket Lab para identificar esta oportunidad para un rápido proceso de certificación de vuelo.

El fundador y CEO de Rocket Lab, Peter Beck, dijo que la incorporación de nuevas cargas útiles al manifiesto de la misión destaca la capacidad de Rocket Lab de responder rápidamente a la demanda de los clientes en un mercado de pequeños satélites en constante evolución.

“El modelo de espacio accesible de Rocket Lab es crucial para apoyar el crecimiento exponencial del mercado de pequeños satélites. Que un cliente pueda venir a nosotros en busca de un viaje a la órbita y que podamos reservar su lanzamiento en semanas es algo inaudito en el negocio del lanzamiento “, afirmó.

“Los satélites pequeños están desempeñando un papel cada vez más importante en el suministro de servicios cruciales que benefician a millones de personas en la Tierra. El acceso frecuente a la órbita es la clave para desbloquear el potencial de estos satélites, y Rocket Lab es el único proveedor de lanzamiento para este mercado que actualmente permite este acceso”.

‘It’s Business Time’ se lanzará desde el plataforma Rocket Lab Launch Complex 1 en Nueva Zelanda, la única instalación privada de lanzamiento orbital del mundo. El sitio tiene licencia para realizar lanzamientos cada 72 horas y ofrece la más amplia gama de inclinaciones orbitales de cualquier sitio de lanzamientos en el mundo.

Fuentes:

Rocket Lab

X