Acceso al Espacio Destacada Observación

Rocket Lab lanzó “Make it Rain”

La misión “Make it Rain” dedicada para Spaceflight, la tercera del cohete Electron en 2019, llevó al Espacio el satélite de observación Global-3 de BlackSky, dos Prometheus-2 de LANL, dos SpaceBEE de Swarm Technologies y ACURX-1 de Melbourn Space Program

Rocket Lab llevó adelante con éxito el 29 de junio el tercer lanzamiento del 2019 de su vehículo Electron y el séptimo desde la misión “It´s a Test” en mayo de 2017.  El lanzamiento se realizó a las 04:30 UTC desde el Complejo de Lanzamientos 1 (LC-1) de Rocket Lab en la Península de Maia, Nueva Zelanda.

La misión, denominada “Make it Rain”, fue dedicada para el proveedor de lanzamientos múltiples Spaceflight. Este fue el primer lanzamiento de Rocket Lab para Spaceflight, que tiene reservados otros cinco cohetes Electron para lo que resta de 2019. La misión fue bautizada “Make it Rain” en referencia a la ciudad de Seattle, en los Estados Unidos, donde Spaceflight tiene su sede central y donde las precipitaciones son copiosas.

El cohete de dos etapas Electrón, con la capacidad de transportar hasta 150 kilogramos a la órbita baja de la Tierra, colocó en órbita los satélites BlackSky Global-3, Prometheus-2.6 y Prometheus-2.7, ACRUX-1 y los SpaceBEE-8 y 9. Una carga útil no identificada también integró la misión, que en total llevó al Espacio 7 satélites  por 80 kg. Luego del exitoso lanzamiento de “Make It Rain”, Rocket Lab acumula 35 cargas útiles transportadas a la órbita baja con éxito.

Video del lanzamiento

En marzo de 2019 Rocket Lab llevó adelante una misión dedicada para la agencia DARPA de los Estados Unidos denominada R3D2 y en mayo la misión STP-27RD para el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

BlackSky Global-3

Integración de Global-3 en el cohete Electron

Con 56 kg de peso y 3 años de vida útil de diseño, los satélites de BlackSky tienen la capacidad de observar la Tierra en alta resolución en el rango óptico del espectro mediante una carga útil SpaceView-24 de Harris Geospatial.

En 2018 BlackSky lanzó sus primeros dos satélites comerciales. Global-1 fue puesto en órbita mediante un cohete PSLV de la agencia espacial ISRO de la India y Global-2 mediante un Falcon-9 de SpaceX en el lanzamiento múltiple SSO-A Express dedicado para Spaceflight.

La empresa, asociada con Telespazio y Thales Alenia Space, constituyó junto a esta última LeoStella para la fabricación en serie de satélites. La constelación BlackSky estará integrada en su despliegue completo por 60 satélites. Para finales de 2019 la compañía tiene planificado desplegar al menos ocho satélites Global.

Prometheus-2

Los satélites Prometheus-2 están basados en plataformas Cubesat de 1.5U y son desarrollados por el LANL (Los Alamos National Laboratory), institución dependiente del departamento de energía de los Estados Unidos y administrado por la Universidad de California.

El objetivo de los satélites Prometheus-2 es de demostración tecnológica. Dos satélites Prometheus fueron lanzados junto a WorldView-4 en 2016 mediante un cohete Atlas-5 de ULA, Prometheus-2.2 y 2.4 fueron colocados en órbita con un Minotaur en 2017 junto a ORS-5, mientras que Prometheus-2.5 fu llevado al Espacio en el reciente lanzamiento del Falcon Heavy de SpaceX en la misión STP-2.

Los satélites Prometheus-2 tienen un peso de 2 kg y una vida útil estimada de entre 3 y 5 años. Cada satélite tiene un costo aproximado de USD100 mil y la capacidad de transmitir audio, video y datos a terminales remotos portátiles. Prometheus-2 es financiado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

ACRUX-1

Cubesat 1U, ACRUX-1 fue desarrollado por estudiantes de la organización sin fines de lucro Melbourne Space Program de Australia. El objetivo de la misión es probar tecnologías y desarrollar capacidades.

ACRUX-1 tendrá la capacidad de recolectar y transmitir datos.

SpaceBEE

Swarm Technolgies concibió una constelación de 150 picosatélites, basados en el estándar cubesat de un cuarto de unidad, para brindar servicios de conectividad para IoT, seguimiento de activos y hasta mensajería entre personas. La empresa tiene como CEO y fundadora a Sara Spangelo, quien antes de lanzarse con Swarm Technologies en 2016 tuvo un recorrido por Google y NASA como Ingeniera en Sistemas.

En 2018 siete satélites de Swarm Technologies fueron lanzados colocados en órbita. Cuatro llegaron al Espacio en el mes de enero desde la India a bordo de un vehículo PSLV de ISRO y otros tres entraron en órbita en diciembre mediante un Falcon-9 de SpaceX en el vuelo dedicado de SpaceFlight SmallSats Express.

Swarm Technologies anunció en enero de 2019 la obtención de financiamiento por 25 millones de dólares en una ronda Serie A para llevar adelante su proyecto.

Fuentes: Rocket Lab, Spaceflight, BlackSky, Swarm Technologies

X