Comunicaciones Destacada

Orbith brinda Internet satelital en más de 300 escuelas rurales

La empresa argentina ofrece servicios sobre la capacidad HTS en banda Ka de Amazonas-3 de Hispamar con cobertura en la provincia de Buenos Aires, Sur de Santa Fe y Sur de Entre Ríos.

La empresa argentina informó que más de 300 establecimientos educativos ubicados en zonas rurales ya cuentan con conectividad a través del servicio de Internet Satelital que brinda Orbith, única empresa en Argentina en ofrecer Internet Satelital en banda Ka con capacidad provista por el satélite Amazonas-3. Este logro, según la compañía, es un importante paso adelante en la reducción de la exclusión y el analfabetismo digital en el marco del gran objetivo que es eliminar la brecha digital.

La empresa destacó que su operación cobra relevancia dada la situación que se presenta en las zonas rurales,  las cuales caracterizan por la falta de una oferta de conectividad o en el mejor de los casos, con bajos niveles de velocidad, precariedad y una oferta de mercado que resulta muy costosa y de baja calidad para quienes requieren del servicio. Orbith resulta entonces una alternativa ideal en estos casos, proveyendo servicios de conectividad de alta velocidad a precios accesibles y velocidades que alcanzan los 200 Mbps.

Orbith señaló que su tecnología tiene como principales ventajas la rapidez de instalación, alta disponibilidad y velocidades de acceso, bajos costos y la inmediatez en la prestación de servicios, en especial en zonas remotas, desatendidas por redes terrestres. Orbith actualmente tiene  cobertura en la provincia de Buenos Aires, Sur de Santa Fe y Sur de Entre Ríos.

“Nuestro objetivo es acercar Internet satelital para dar mejoras concretas a la comunidad y a las empresas”, comentó Alberto Pérez, Gerente Comercial de Orbith. La compañía, además de conectar escuelas a Internet, brinda servicios a diferentes organismos públicos de la Provincia de Buenos Aires, así como a corporaciones privadas, PyMEs de distintas verticales de negocio y usuarios residenciales.

Fuente: Orbith

X