Comunicaciones

Nuevo telepuerto de Hispamar en Río de Janeiro

La filial brasileña de Hispasat inauguró nuevo telepuerto y centro de control de satélites en Serviente, Río de Janeiro, impulsado por el crecimiento de la operación en Latinoamérica

Hispamar, filial brasileña del operador español de comunicaciones por satélite Hispasat, estrena su nuevo telepuerto y centro de control de satélites en Serviente, Río de Janeiro, Brasil. En los últimos años, la compañía afirmó haber desarrollado un plan de expansión con el que ha ampliado su flota de satélites y su actividad en América Latina. Este crecimiento ha hecho indispensable la adquisición de un telepuerto mayor para albergar todas las antenas y equipos de control necesarios para las operaciones de la compañía, que ya no caben en el anterior centro de control, ubicado en Guaratiba, también ubicado en Río de Janeiro, que opera desde el año 2003.

Construido en un área de 30 mil metros cuadrados que permitirá futuras expansiones del telepuerto, el centro de control de Serviente cuenta con siete nuevas antenas de alto rendimiento de 3,8 metros de diámetro, cinco de ellas destinadas a trabajos de monitoreo de portadoras y dos para telemetría y telecontrol de la flota de satélites Amazonas. Además de estas nuevas antenas, se han trasladado desde Guaratiba otras dos de 8,1 metros de diámetro, una de banda Ku y otra de banda C, así como otra de banda Ku BSS de 4,8 metros. Para preparar los hubs que permiten la prestación de servicios de Internet vía satélite, también se han trasladado desde el antiguo telepuerto de Hispamar 22 antenas VSAT y se ha instalado una nueva antena de 7,3 metros. En total, las instalaciones cuentan con 33 antenas, junto con dos plataformas de banda ancha para servicios gestionados y equipos de tecnología punta para el control de los satélites de la flota. Un equipo de 62 profesionales, ingenieros y técnicos en su mayoría, operará el complejo con disponibilidad plena del servicio veinticuatro horas, siete días a la semana, informó Hispasat

Nuevo Telepuerto de Serviente

Con una inversión cercana a los 40 millones de reales (más de 9 millones de euros), el nuevo centro de Hispamar, según informó la empresa, fue diseñado desde un enfoque sostenible. Así se ha implantado un sistema de aprovechamiento del agua de lluvia que permite su recogida y reutilización para labores de limpieza y riego, y también está prevista la instalación de paneles solares para la generación de energía fotovoltaica.

Según Alexandre Mello, director técnico de Hispamar, “las operaciones de los servicios de Hispamar ya se han transferido por completo a Serviente. El proceso de migración ha tardado aproximadamente dos meses en completarse y ha involucrado a prácticamente todo el equipo técnico de Hispamar, además de otros profesionales de empresas especializadas, para que todo se realizara de una forma eficiente y segura, sin perjuicio de los servicios prestados por la compañía”. Mello afirmó que “el nuevo centro está conectado al telepuerto de Arganda del Rey, en España, y al centro de Guaratiba, que se mantendrá operativo para actuar como respaldo. Así ofrecemos redundancia y mayor seguridad a nuestros clientes”.

Desde Serviente, Hispamar monitorizará y operará los satélites ubicados en las posiciones orbitales brasileñas de 74º Oeste y 61º Oeste (donde está situada la flota Amazonas), posibilitando la oferta de una amplia gama de servicios de telecomunicaciones, como transmisión de contenidos audiovisuales para TV y tele-enseñanza, redes corporativas, backhaul para telefonía móvil y la conectividad de alto rendimiento disponible por medio del satélite Amazonas-5, que ofrece capacidad en banda Ka HTS para la prestación de servicios de banda ancha en Brasil y el resto de América Latina.

Para Sérgio Chaves, director de Negocio para América del Sur de Hispamar, “este nuevo centro de control responde a la creciente demanda de servicios de conectividad en América Latina, donde el satélite es una solución idónea ante la falta de la necesaria infraestructura terrestre. El desarrollo económico y social de un país depende en gran medida de su acceso a Internet. Sin embargo, en esta región aún tenemos muchas zonas cercanas a grandes centros urbanos con servicios de Internet deficientes y regiones rurales totalmente desconectadas, sin ningún acceso. Sólo conseguiremos cambiar esa realidad y lograr su necesaria transformación digital a través del satélite, ya que permite una rápida implantación e inversiones más reducidas que la fibra óptica”.

La implantación del centro de control de Serviente contó con la participación de las compañías: Sertenge, Creative, PRTI, GlobalSystem, apc/schneiderAPCr y Stemac, empresas encargadas de las obras de construcción; Indra, General Dynamics, EngSat y Master Service, responsables del suministro e instalación de las antenas.

Fuente: Hispasat

X