Observación

NASA presentó la aplicación GLOBE Trees

Mediante el teléfono inteligente cualquier persona puede calcular la altura de un árbol utilizando GLOBE Trees. Los datos son enviados a NASA que los utiliza para comparar con las mediciones de ICESat-2, entre otras misiones.

Para la NASA los bosques saludables desempeñan un papel crucial en el ecosistema de la Tierra, ya que los árboles en crecimiento absorben carbono de la atmósfera. Los satélites y las misiones aerotransportadas de la agencia espacial norteamerciana estudian los bosques para ver cómo se mueve el carbono a través de los ecosistemas, y ahora cualquier persona puede ayudar a investigar esta pregunta clave al usar su teléfono inteligente para medir la altura de los árboles.

Una nueva herramienta en la aplicación GLOBE Observer permite a las personas tomar mediciones de la altura de los árboles, información que se puede comparar con los datos de las misiones de la NASA.

La aplicación GLOBE Observer proporciona una guía paso a paso para que las personas recopilen datos científicos sobre su entorno. Con la nueva función GLOBE Trees de la aplicación, los observadores registran la altura de los árboles inclinando su teléfono hacia arriba y hacia abajo para alinear la pantalla con la rama superior y la base del árbol, y reducir la distancia al árbol. La aplicación hace el resto para calcular la altura del árbol.

Video de NASA GLOBE

“Con GLOBE Observer, todos pueden convertirse en científicos ciudadanos y tomar medidas fácilmente para comprender mejor su ecosistema local”, dijo Brian Campbell, líder de la ciencia de GLOBE Trees. Los observadores pueden medir un árbol o cientos. Los datos tomados, junto con una etiqueta GPS con la ubicación del árbol, se envían de vuelta a la NASA y se recopilan en una base de datos. Cualquiera puede visualizar toda la altura del árbol y otros datos de GLOBE simplemente visitando el sitio web de GLOBE.

La herramienta de árboles GLOBE es fácil de usar: al inclinar su teléfono inteligente hacia arriba y hacia abajo, y luego alejarse de un árbol, los científicos ciudadanos pueden medir la altura del árbol y agregarlo a la base de datos GLOBE.

NASA destacó que el programa GLOBE ha ayudado a maestros y estudiantes a recopilar datos científicos durante más de 20 años, y se expandió en 2016 con GLOBE Observer para atraer también a otros científicos ciudadanos. El proyecto de altura de los árboles es el último en un conjunto de herramientas que las personas pueden usar para estudiar sus alrededores, siguiendo los esfuerzos para observar las nubes, el hábitat de los mosquitos y la cobertura del suelo.

La herramienta de cobertura del suelo permite a los científicos ciudadanos documentar la vegetación y el terreno a su alrededor, dijo Campbell, y al agregar las medidas de altura se obtiene un retrato tridimensional más completo del ecosistema. Los científicos necesitan esa tercera dimensión para calcular cuánto carbono se almacena en un árbol o en un bosque, y ahora los científicos ciudadanos también pueden recopilar los datos.

Respuesta de los árboles al láser

Las mediciones de la altura de los árboles también podrían ayudar a los científicos que trabajan en las misiones de la NASA, como ICESat-2 (Ice, Cloud and land Elevation Satellite-2), que utiliza un instrumento láser para medir la altura de la superficie de la Tierra mientras orbita nuestro planeta. ICESat-2 fue lanzada en septiembre de 2018 mediante un cohete Delta-II de ULA.

“ICESat-2 mide las alturas de las cubiertas forestales en todo el mundo, y la aplicación GLOBE Observer es otra forma de recopilar aún más datos”, dijo Tom Neumann, científico del proyecto ICESat-2 en la NASA Goddard. Los científicos ciudadanos en los Estados Unidos y en más de 100 otros países recogerán alturas de árboles de muchos más lugares de los que los científicos de ICESat-2 podrían medir solos.

“Las mediciones de GLOBE serán útiles para la validación de la altura de los árboles que obtendremos de ICESat-2”, dijo Neumann. Una vez que comiencen a llegar los datos de GLOBE, la misión analizará la información para ver dónde un grupo de mediciones de ciudadanos científicos se superponen con las mediciones de ICESat-2 y compara los dos conjuntos. “Será interesante ver cuál es la diferencia”.

Fuente: NASA

X