Regulaciones y Políticas

Multan a Swarm Technologies por lanzamiento no autorizado de picosatélites

La compañia pagará casi un millón de dólares a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos por el lanzamiento ilegal de cuatro picosatélites “Space Bee” de Swarm Technologies en un cohete indio en enero de 2018.

La empresa operadora oriunda de Silicon Valley quiere operar una constelación de 100 satélites diminutos para los servicios de Internet de las Cosas (IoT). La constelación de Swarm cuenta actualmente con siete artefactos en órbita terrestre baja (LEO). Los tres últimos fueron lanzados por SpaceX SSO-A el 3 de diciembre.

Los satélites Space Bee 5, 6 y 7 obtuvieron la aprobación de lanzamiento y la prueba de comunicaciones de radiofrecuencia otorgadas por la FCC (0976-EX-ST-2018) en Septiembre. Sin embargo, los satélites antecesores Space Bee 1, 2, 3 y 4 fueron lanzados en Enero de 2018 sin autorización de la FCC, para lo cual Swarm contrató a la empresa Spaceflight, que a su vez contrató a Antrix, el brazo comercial de la Organización de Investigación Espacial de la India (ISRO) para lanzar los satélites en su Vehículo de Lanzamiento de Satélite Polar (PSLV), tal como lo hizo últimamente con otros 30 smallsats.

Swarm había solicitado una licencia experimental a la FCC en abril de 2017, pero fue rechazada basado en el Tratado del Espacio Ultraterrestre que indica que los nuevos objetos en órbita no deben generar escombros peligrosos capaces de destruir satélites de miles de millones de dólares o incluso costar la vida de los astronautas en la ISS.

Finalmente la FCC anunció el 20 de Diciembre que Swarm Technologies pagará U$D 900.000 como multa por el lanzamiento de los cuatro picosatélites sin aprobación. El organismo argumentó que los satélites de Swarm, que miden una cuarta parte del tamaño de un Cubesat estándar de una sola unidad, eran demasiado pequeños para ser rastreados de manera confiable una vez en órbita.

Space Bees

La pena, aunque pequeña en comparación con las multas de hasta 120 millones de dólares que la FCC impuso este año a las operaciones de llamadas falsas, está destinada a enviar una señal a aquellos que podrían seguir intencionalmente o sin querer los pasos de Swarm.

“El tamaño de la sanción impuesta probablemente no sea lo suficientemente importante como para disuadir el comportamiento futuro pero es probable que la cobertura negativa de la prensa impida que esta compañía y otras personas intenten hacer esto nuevamente” dijo el comisionado de la FCC Michael O’Rielly. En el mismo sentido Rosemary Harold, jefe de la Oficina de Cumplimiento de la FCC, completó. “Estas importantes obligaciones protegen a otros operadores contra las interferencias de radio y las colisiones, lo que hace que el espacio sea un lugar más seguro para operar”.

Por su parte Spaceflight, la compañía que organizó el lanzamiento irregular de Swarm, dijo que ahora se asegurará de que sus clientes tengan las licencias necesarias con anticipación en lugar de confiar en ellas para que realicen su propia autorregulación.

Como contrapartida, la CEO y cofundadora de Swarm, Sara Spangelo, escribió que los satélites del enjambre Space Bee se rastrean por la Red de Vigilancia Espacial de la Fuerza Aérea de los EEUU. y por la compañía LeoLabs constantemente las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y no representan un riesgo de desechos orbitales.

Más allá de la multa, la FCC exigirá a Swarm establecer un programa de capacitación para que sus empleados cumplan las leyes de comunicaciones de la FCC. Además ordenó a la empresa designar un director de cumplimiento normativo. Cada nueva abeja del enjambre de Swarm deberá enviar avisos 36 meses antes de cada lanzamiento.

Fuentes: ISRO, Swarm Technologies, FCC

X