Espacio Exterior

Los astronautas Nick Hague y Alexey Ovchinin parten hacia la ISS

El astronauta de la NASA Nick Hague y el cosmonauta de Roscosmos Alexey Ovchinin partirán el jueves 11 en la nave Soyuz MS-10 hacia la Estación Espacial Internacional desde Kazajstán en el marco de la Expedición 57

El astronauta de la NASA Nick Hague y el cosmonauta de Roscosmos, Alexey Ovchinin, están en Kazajstán a menos de un día del lanzamiento a la Estación Espacial Internacional (ISS). Despegarán en la nave espacial Soyuz MS-10 el jueves a las 2:40 PM hora local para un viaje de seis horas a su nuevo hogar en el Espacio.

El cohete Soyuz que llevará a los astronautas a la ISS

Los astronautas se reunirán con sus compañeros de tripulación de la Expedición 57 a bordo de la ISS después de que la nave Soyuz se acople al módulo de Poisk. El comandante Alexander Gerst y los ingenieros de vuelo Serena Auñón-Chancellor y Sergey Prokopyev saludarán al nuevo dúo cuando se abra la escotilla de Soyuz

El equipo de cinco personas se reunirá dentro del módulo de servicio de Zvezda para una ceremonia tradicional de saludo de la tripulación mientras la familia y los funcionarios de la misión en el terreno ofrecen sus mejores deseos. Poco después, los dos nuevos miembros de la tripulación participarán en una sesión informativa de seguridad y luego comenzarán varios días de familiarización con los sistemas de la estación.

Apenas una semana atrás tres tripulantes de la ISS, integrantes de la Expedición 56, regresaron a la Tierra tras 197 días en el Espacio. El comandante de la Drew Feustel y el ingeniero de vuelo Ricky Arnold de la NASA, junto con el ingeniero de vuelo y comandante de la nave Soyuz Oleg Artemyev de la agencia espacial rusa Roscosmos aterrizaron en Kazajistán, al sureste de la remota ciudad de Dzhezkazgan el 4 de octubre.

Ovchinin, un piloto instructor militar ruso y veterano de una estadía de 172 días a bordo de la estación en 2016, señaló que esperaba regresar a una habitación con vista sobre la atmósfera.

“Es un trabajo interesante, experimentos muy interesantes y personas muy interesantes”, dijo a los periodistas hablando a través de un traductor. “Tenemos personas de diferentes países que viven juntas, se comunican, realizan sus tareas, su misión. Además, ¡es realmente tentador tener (una oficina), por así decirlo, con esta vista excepcional hacia el planeta Tierra! Esto es algo a lo que realmente estoy deseando volver”.

Al preguntarle sobre su copiloto de los Estados Unidos, Ovchinin dijo que Hague es “muy inteligente, muy astuto”. “Fue muy fácil entrenar con él, y creo que va a ser igual en vuelo”, agregó Ovchinin. “Es muy fácil trabajar con él, muy cómodo, y estoy seguro de que va a volar (en el espacio) unas cuantas veces más”.

Hague, un graduado de la Academia de la Fuerza Aérea que se casó con un compañera y obtuvo una maestría en aeronáutica y astronáutica del MIT antes de convertirse en piloto de pruebas, está realizando su primer vuelo espacial.

“Alexey, él es una roca sólida. “Nuestros temperamentos encajan bien juntos, ambos estamos un poco en el lado silencioso, pero vemos las cosas de la misma manera”, dijo Hague. “Trabajando de la mano con él dentro de la cápsula Soyuz, hemos construido durante el último año mucha confianza entre nosotros. … Trabajamos muy bien juntos, así que tengo la suerte de tenerlo como comandante, y espero volar con él.

Hague dijo que estaba impresionado por la Soyuz y sus múltiples sistemas de respaldo. Durante el entrenamiento con simuladores, los instructores rusos “nos muestran todos los fallos que pueden pensar a nosotros”, dijo.

“En los últimos dos años, he recibido una apreciación de cuán robusta es la nave espacial Soyuz. Planificamos para el éxito y también todas las otras contingencias, y nos ejercitamos contra todos los diferentes fallos posibles.

Fuente: NASA, ROSCOSMOS

X