Regulaciones y Políticas

La FCC aprueba utilizar frecuencias de Banda C para 5G

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) aprobó un plan para permitir señales de tecnología inalámbrica de quinta generación (5G) en el mismo espectro que se utiliza actualmente para las transmisiones por satélite en Banda C.

El aviso de reglamentación propuesta que publicó la FCC detalla un plan de cuatro pasos para hacer que la banda C sea accesible para las comunicaciones 5G. En primer lugar determina que los usuarios de antenas parabólicas de banda C deberán declarar sus antenas, haciendo cumplir lo que anteriormente era un proceso voluntario, para que el ente regulador pueda establecer el uso real de la banda.

Por otro lado, se propone también agregar una asignación móvil (excepto móvil aeronáutico) a los 500 MHz de la banda C. Como última instancia la reglamentación propuesta busca obtener recomendaciones y opiniones sobre dos temas puntuales, la transición de parte o toda la banda para uso flexible (5G y Satelital) trabajando desde 3,7 GHz y el uso fijo punto a multipunto más intensivo en alguna parte de la banda, disminuyendo desde 4,2 GHz.

Intelsat y SES, los dos mayores operadores de satélites geoestacionarios del mundo, respaldan un plan para liberar 100 MHz de banda C siempre que los nuevos usuarios cubran el costo de migración de clientes y la pérdida oportunidades. Ambos controlan juntos más del 90% del espectro de banda C con licencia en Estados Unidos, Intelsat tiene 26 satélites y SES tiene 18.

Desde la FCC indican que el plan de acción es otro paso en los esfuerzos para cerrar la brecha digital al proporcionar conectividad inalámbrica de banda ancha y para asegurar el liderazgo de los EEUU en la próxima generación de servicios inalámbricos, incluida la tecnología inalámbrica de quinta generación (5G), Internet of Things (IoT) y otros servicios avanzados basados ​​en espectro.  

Con el procedimiento se pretende hacer que el espectro esté disponible para nuevos usos inalámbricos mientras se equilibra la velocidad deseada con el mercado y se acomoda eficazmente las operaciones del servicio satelital fijo y el servicio fijo terrestre en la banda.

Según Cisco, el tráfico móvil de América del Norte creció un 44% en el último año y continuará creciendo a una tasa de cerca del 35% anual hasta 2021.  Ericsson predice que para 2022 el tráfico de datos generado por teléfonos inteligentes en América del Norte aumentará en un factor de cinco.

Para darle un marco jurídico a los cambios tecnológicos sobre el espectro radioeléctrico, el Congreso norteamericano abordó recientemente lo que denominaron “la necesidad apremiante de espectro adicional para la banda ancha inalámbrica” en el proyecto de ley MOBILE NOW. La misma ordena que el espectro esté disponible para las nuevas tecnologías y para mantener el liderazgo de los Estados Unidos en el futuro de la tecnología de las comunicaciones.

El espectro de banda media es adecuado para los servicios inalámbricos de banda ancha de próxima generación debido a la combinación de características de propagación favorables (en comparación con las bandas altas) y la oportunidad de reutilización de canal adicional (en comparación con las bandas bajas).

La banda de 3,7-4,2 GHz está actualmente atribuida en los Estados Unidos para uso del enlace descendente (espacio -Tierra) del Servicio Fijo por Satélite (SFS) y para uso de algunos enlaces de microondas, que igualmente han ido disminuyendo en los últimos 20 años a medida que los servicios se migraron a fibra u otras bandas que ofrecían más opciones de canalización sin riesgo de disputas de interferencia con estaciones terrenas del SFS.

Para el SFS, la banda de 3,7-4,2 GHz (espacio-Tierra o enlace descendente) está emparejada con la banda de 5,925-6,425 GHz (Tierra-espacio o enlace ascendente), y colectivamente estas bandas se conocen como “Banda C”. Los satélites que operan en la banda C generalmente tienen 24 transpondedores, cada uno con un ancho de banda de 36 MHz. Los 24 transpondedores usan 864 MHz de espectro, o 364 MHz más que los 500 MHz disponibles en cada dirección. Esto se logra con la reutilización del espectro evitando la superposición de transpondedores adyacentes y la autointerferencia mediante el uso de polarizaciones opuestas.

Argentina sólo tiene autorización para utilizar la Banda C en una de sus dos posiciones orbitales. El recurso órbita-espectro denominado PPSAT es el que autoriza al satélite argentino ARSAT 2 a utilizar parte de la Banda C en la posición orbital 81° Oeste, más precisamente las frecuencias comprendidas entre 3,72 MHz a 4,19 MHz para el enlace descendente, lo que corresponde a 478 MHz de los 500 MHz que tiene a disposición la Banda sin reutilización del espectro.

El ARSAT 2 tiene a bordo dos transponder de 72 MHz y dos de 88 MHz para banda C, unos 320 MHz en total, pero se utilizan según la comercialización, pudiendo destinar la potencia no utilizada para algunos transponder de banda Ku. Los dos únicos clientes de banda C en la actualidad son el operador de comunicaciones móviles Claro AMX (52 Mhz) y Cruisestar (16Mhz).

El comisionado de la FCC, Michael O’Rielly, dijo que la voluntad de la industria satelital de cooperar en las formas de utilizar la banda C en lugar de resistirse al cambio es una oportunidad única para tener una transición menos dolorosa. Además añadió “ciertos proveedores de satélites son receptivos a reducir la capacidad de su huella, es raro ver que las estrellas se alinean para ejecutar un gran cambio en la política de espectro”.

El plan propuesto por la industria satelital podría proporcionar el camino más rápido para despejar el espectro necesario para las nuevas tecnologías, las predicciones de los analistas financieros indican que 2021 será el año de mayor inversión en infraestructura 5G, por lo que el tiempo apremia.

Fuente: FCC

X