Espacio Exterior

Dos cubesats de espacio profundo en la misión HERA de ESA

HERA, planificada para ser lanzada en 2023, estudiará los efectos del impacto de la sonda DART de la NASA en el asteroide Didymos. HERA y DART son parte del programa AIDA para desviar asteroides potencialmente peligrosos para la Tierra.

La Agencia Espacial Europea anunció que la sonda HERA para estudiar el asteroide binario Didymos desplegará dos cubesat en el marco de su misión. APEX y Juventas, los dos primeros cubesats de espacio profundo de Europa, serán desarrollados en colaboración por empresas e instituciones de Dinamarca, España, Suecia, Finlandia, República Checa y Alemania.

HERA es parte de la colaboración de ESA con la NASA para desarrollar alternativas defensivas contra asteroides que pueden causar grave daño al impactar en el planeta Tierra. La NASA lanzará en 2021 la misión DART que impactará con Didymos buscando alterar su trayectoria. HERA, por su parte, analizará los efectos causados por DART en el asteroide. Ambas sondas son parte de la misión AIDA (Asteroid Impact and Deflection Assessment).

Los primeros dos cubesat de espacio profundo fueron lanzados por la NASA en 2018 en la misión Insight para estudiar el la estructura geológica del planeta Marte. APEX y Juventenas, igualmente serán pioneros en muchos aspectos de la exploración del Sistema Solar.

HERA

En agosto de 2018 la empresa alemana OHB fue adjudicada en 4,5 millones euros por la Agencia Espacial Europea (ESA) para el estudio de la misión Hera. El objetivo del estudio fue realizar una definición detallada de la misión y un diseño técnico de una sonda que volará al asteroide binario “Didymos”.

La nave espacial analizará las propiedades físicas de superficie y sub-superficie de los asteroides e investigará la dinámica después de un impacto de hipervelocidad. La misión HERA es la contribución europea a una misión de defensa planetaria conjunta pero escalonada con la NASA. HERA investigará en particular el cráter de impacto en el más pequeño de los dos asteroides (llamado “Didymoon”), que la nave espacial DART de la NASA habrá dejado atrás con una misión que se lanzará en 2021.

Según los científicos, el impacto reducirá la velocidad de Didymoon alrededor de medio milímetro por segundo. HERA proporciona información detallada sobre los cambios en la órbita de Didymoon y los relacionará con la composición del asteroide, así como con la estructura de la superficie y el interior. Con este experimento se validará por completo un método viable para desviar los asteroides de su curso de colisión contra la Tierra y los resultados de esta colaboración internacional podrían extrapolarse de Didymos a otros asteroides. El lanzamiento de la misión HERA está actualmente previsto para finales de 2023.

HERA se presentará en la reunión Space19+ de la ESA a finales de este año. En ese momento, los ministros europeos encargados de asuntos espaciales tomarán una decisión definitiva sobre la disponibilidad de presupuesto para avanzar con la misión.

Misión Hera

APEX y Juventas

APEX

El primer CubeSat, bautizado APEX (Asteroid Prospection Explorer), fue desarrollado por un consorcio de Suecia, Finlandia, República Checa y Alemania. Llevará a cabo mediciones espectrales detalladas de las superficies de los dos asteroides, registrando la luz solar reflejada por Didymos y descomponiéndola en colores para descubrir cómo los asteroides han interactuado con el entorno espacial y señalar las diferencias de composición entre ambos. Además, APEX efectuará lecturas magnéticas para conocer la estructura interior de ambos objetos.

Guiado por una cámara de navegación y un instrumento LIDAR, APEX también se posará en uno de los asteroides, recopilando datos a partir de sus sensores de inercia, para después observar de cerca los materiales presentes en la superficie del asteroide.

El otro CubeSat, denominado Juventas y desarrollado por la danesa GomSpace y GMV en Rumanía, medirá el campo gravitatorio y la estructura interna del más pequeño de los dos asteroides de Didymos.

Juventas, que girará alrededor de Didymoon, se alineará con HERApara llevar a cabo experimentos de satélite a satélite y estudiar por radar de baja frecuencia el interior del asteroide, de forma parecida a como se haría un “barrido de rayos X” de Didymoon para revelar su interior. La misión finalizará con el aterrizaje del CubeSat empleando las dinámicas de un posible rebote para captar detalles sobre el material superficial del asteroide, además de efectuar operaciones de superficie durante varios días.

Fuentes: ESA, OHB

X