Espacio Exterior

ESA impulsa su enlace argentino con el Espacio Profundo

La estación DS3 ubicada en la provincia de Mendoza, Argentina, actualizará sus capacidades para recibir datos de las nuevas misiones de exploración del Espacio Profundo ExoMars 2020, BepiColombo y Juice, entre otras. Vista de autoridades argentinas.

La Agencia Espacial Europea (ESA) anunció que a partir de una serie de mejoras de alta tecnología, la Estación de Espacio Profundo (DS3, Deep Space 3) ubicada en Malargüe, en la provincia de Mendoza, Argentina, estará lista para recibir el creciente flujo de datos científicos de las futuras misiones de espacio profundo que exploran nuestro Sistema Solar.

La estación DS3 opera desde el año 2012 y desde estableció enlaces críticos con algunas de las misiones europeas más importantes como Mars Express, Gaia y Rosetta.

Sin embargo, la capacidad de recolección de datos de las próximas misiones de exploración está aumentando constantemente, lo que significa un crecimiento de 10 veces cada década en la cantidad de datos científicos que deben estar conectados desde Mercurio, la superficie de Marte o las enigmáticas lunas que rodean a Júpiter .

Para atender esta necesidad, la ESA está invirtiendo en una serie de mejoras significativas para su estación de Malargüe, subrayando la larga y productiva asociación de la Agencia con Argentina y la fuerte participación de este país en las ciencias espaciales.

Las actualizaciones se extenderán a lo largo de dos años e incluirán un nuevo sistema principal de procesamiento de señales y la adición de un enlace descendente de 26 GHz que permitirá la recepción de datos a alta velocidad desde el espacio.

“Esto significa que nuestra estación de Malargüe podrá descargar datos de la futura misión Euclid de ESA, por ejemplo, a 150 Mbps, 15 veces más rápido que hoy”, señaló Michel Dugast, ingeniero de estación de ESA y director de proyecto para la actualización.

“También apoyará misiones de la ESA como ExoMars 2020, BepiColombo y Juice, así como misiones de socios de Rusia, Estados Unidos y Japón, entre otros”.

Los 18 meses de trabajo, valorados en unos 4 millones de euros, comenzarán en mayo.

Video DS3 (ESA)

Desde Saturno

Además de sus tareas rutinarias de comunicación, la ESA está utilizando la DS3 de Malargüe este año para capturar las señales de la nave espacial internacional Cassini operada por la NASA en Saturno, a más de 1.400 millones de kilómetros de distancia, algunas de las conexiones de radio más distantes jamás logradas por Estaciones europeas.

La estación de Malargüe también está desempeñando este año un papel crítico en el “aerobraking”  del TGO (Trace Gas Orbiter) de ExoMars en Marte. Aerobraking utiliza la débil y vellosa atmósfera superior del Planeta Rojo para disminuir la velocidad del orbitador, lo que le permite alcanzar su órbita científica final con muy poco combustible.

Vista de autoridades argentinas

El 25 de abril, con motivo del nuevo impulso que la ESA le brindará a la estación DS3, autoridades argentinas recorrieron las instalaciones junto a los responsables de la agencia europea. Estuvieron presentes el director de Operaciones de la ESA, Rolf Densing; el gobernador de la provincia de Mendoza, Alfredo Cornejo; el subsecretario de Planeamiento del Ministerio de Comunicaciones, Hugo Miguel; el secretario general de la CONAE, Félix Menicocci, el presidente de Telespazio Argentina, Nicolás de Gracia; y demás funcionarios del gobierno provincial y municipal, entre otros invitados.

“El acuerdo entre la CONAE y la ESA, que le permitió a la Agencia Europea completar su infraestructura de espacio lejano con la instalación de la Antena DS3 en Malargüe, se inscribe en la estrategia de nuestro país para avanzar en el conocimiento y la tecnología espacial mediante el desarrollo propio y las alianzas con las principales agencias espaciales del mundo”, afirmó Campero. “A través de la CONAE, los científicos de nuestro país pueden acceder al 10% del tiempo de uso de la Antena DS3 para proyectos de investigación específicos, y para la formación de especialistas en diversos campos del conocimiento relacionados con la actividad espacial”, agregó.

A través de un acuerdo de colaboración firmado entre la CONAE y la ESA, se llevan adelante diversas acciones de colaboración en distintas áreas de la actividad espacial. En dicho convenio se estableció la provisión a la Argentina de hasta un 10% de tiempo de antena por año. Estas actividades se llevan a cabo a través de instituciones científicas como el Instituto de Tecnologías en Detección y Astropartículas (ITeDA Mendoza), el Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE), el Observatorio de La Plata, el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) y la CONAE.

Contar con estas capacidades instaladas en nuestro país significa el acceso al uso de tecnología de punta para investigaciones científicas, teniendo en cuenta que la estación de Malargüe es la más moderna de la Red de Espacio Profundo de la ESA. A la fecha se han desarrollado las primeras aplicaciones en investigaciones radioastronómicas, en un trabajo conjunto con el ITeDA Mendoza y con el IAR. La CONAE, asimismo, ha participado en un trabajo de observaciones liderado por la NASA. Además, la antena se utilizó para la capacitación de recursos humanos, el desarrollo de tesis de doctorado y de licenciatura, entre otras.

Fuentes

ESA

Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innova

X