Espacio Exterior

Ensamblan el Telescopio espacial James Webb

Las dos mitades del observatorio James Webb fueron integradas en las instalaciones de Northrop Grumman, contratista principal de la misión. El lanzamiento está programado para 2021 con Ariane-5

JWST

Alcanzando un hito importante, los ingenieros del proyecto han conectado con éxito las dos mitades del telescopio espacial James Webb de la NASA por primera vez en las instalaciones de Northrop Grumman en Redondo Beach, California. Una vez que llegue al Espacio, el telescopio espacial más potente y complejo de la NASA explorará el cosmos utilizando luz infrarroja proveniente de planetas y lunas dentro de nuestro sistema solar hasta las galaxias más antiguas y distantes.

Para combinar ambas mitades del Webb, los ingenieros levantaron cuidadosamente el telescopio (que incluye los espejos y los instrumentos científicos) sobre el parasol y la plataforma ya combinados utilizando una grúa. Los miembros del equipo guiaron lentamente el telescopio a su lugar, asegurando que todos los puntos de contacto primarios estuvieran perfectamente alineados y asentados correctamente. El observatorio ha sido conectado mecánicamente. Los siguientes pasos serán conectar eléctricamente las mitades y luego probar las conexiones eléctricas.

“El ensamblaje del telescopio y sus instrumentos científicos, el parasol y la nave espacial en un observatorio representa un logro increíble para todo el equipo de Webb”, dijo Bill Ochs, gerente de proyecto de Webb para el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. “Este hito simboliza los esfuerzos de miles de personas dedicadas durante más de 20 años en la NASA, la Agencia Espacial Europea, la Agencia Espacial Canadiense, Northrop Grumman y el resto de nuestros socios industriales y académicos”.

Posteriormente, para realizar los ensayos del Webb, los ingenieros desplegarán por completo el intrincado protector solar de cinco capas, que está diseñado para mantener fríos los espejos e instrumentos científicos de Webb al bloquear la luz infrarroja de la Tierra, la Luna y el Sol. La capacidad del parasol para desplegarse en su forma correcta es crítica para el éxito de la misión.

JWST en luego de la integración en Northrop Grumman

“Este es un momento emocionante para ver ahora todas las partes de Webb finalmente unidas en un solo observatorio por primera vez”, dijo Gregory Robinson, director del programa Webb en la sede de la NASA en Washington, DC. “El equipo de ingeniería ha dado un gran paso adelante y pronto podremos ver fantásticas nuevas vistas de nuestro increíble universo”.

Los dos componentes principales del telescopio han sido probados individualmente en todos los entornos que encontrarían durante un viaje en cohete y una misión en órbita a 1,6 millones de kilómetros de la Tierra. Ahora que Webb es un observatorio completamente ensamblado, pasará por pruebas ambientales y de implementación adicionales para garantizar el éxito de la misión. El lanzamiento de la nave espacial está programado para 2021.

Fuente: NASA

X