Observación Sin categoría

Copernicus activa el servicio de manejo de emergencias

Las inundaciones en África, producto del ciclón Idai, afectaron fuertemente a Mozambique, Malawi y Zimbabwe. Las imágenes de los satélites Sentinel de Copernicus generan información vital para los esfuerzos de socorro.

Mientras millones de personas en Mozambique, Malawi y Zimbabwe luchan para hacer frente a las consecuencias de lo que podría ser la peor tormenta del hemisferio sur, el satélite Sentinel-1 del Programa Copernicus es una de las misiones satelitales que se utilizan para cartografiar las áreas inundadas para ayudar en los esfuerzos de socorro.

El ciclón Idai barrió esta parte del sudeste de África en los últimos días, dejando tras de sí la devastación. Miles de personas han muerto y casas, caminos y tierras de cultivo están bajo el agua.

Actualmente se piensa que más de dos millones de personas en los tres países se han visto afectadas, pero el alcance de la destrucción aún se está desarrollando.

Las autoridades y los militares están trabajando desesperadamente para rescatar a las personas, pero las carreteras y otros enlaces de transporte y comunicación están cortados.

Según informó la Agencia Espacial Europea (ESA), para planificar y ejecutar este tipo de respuesta de emergencia es vital comprender exactamente qué áreas se han visto afectadas, especialmente porque el acceso a las personas que están aisladas es extremadamente difícil.

Los satélites que orbitan la Tierra pueden proporcionar información actualizada indispensable para observar tales eventos, como la imagen de la misión Sentinel-3 de Copernicus  y, lo que es más importante, mapear las áreas inundadas para los equipos de respuesta que enfrentan estas situaciones extremas.

Ciclón Idai por Sentinel-3

El desastre provocó activaciones tanto en el Servicio de Manejo de Emergencias de Copernicus como en La Carta Internacional: Espacio y los Grandes Desastres. Ambos servicios aprovechan las observaciones de varios satélites y proporcionan mapas a pedido para ayudar a las autoridades de protección civil y la comunidad humanitaria internacional frente a las principales emergencias.

La imagen Sentinel-1 y muestra la magnitud de las inundaciones, representadas en rojo, alrededor de la ciudad portuaria de Beira en Mozambique el 19 de marzo. La capacidad de radar de Sentinel-1 para “ver” a través de las nubes y la lluvia, y en la oscuridad, lo hace particularmente útil para monitorear inundaciones.

Mapa de la inundación sobre Sentinel-1

Según la ESA, las imágenes adquiridas antes y después de la inundación ofrecen información inmediata sobre el alcance de la inundación y apoyan las evaluaciones de la propiedad y el daño ambiental.

Mapa producido por el sistema de gestión de emergencias de Copernicus sobre Sentinel-2

Fuente: ESA

X