Espacio Exterior

Cassini y su primera inmersión entre Saturno y sus anillos

Por primera vez una nave espacial pasó a través de la abertura entre Saturno y sus anillos. La antena de comunicaciones fue utilizada como escudo contra las partículas. Luego de 20 horas sin contacto, Cassini transmitió los datos tomados.

La nave espacial Cassini de la NASA está de nuevo en contacto con la Tierra después de exitosamente bucear por primera vez a través de la estrecha abertura entre el planeta Saturno y sus anillos, el 26 de abril de 2017. La nave espacial está en el proceso posterior de transmisión de los datos de ciencia e ingeniería recogidos a través de la Red de Espacio Profundo (DSN por las siglas en inglés) de la NASA en Goldstone en el desierto de Mojave, California, Estados Unidos. El DSN recibió la señal de Cassini el 26 de abril 2017 y unos minutos después comenzaron a recibirse los datos.

“En la gran tradición de exploración, nave espacial Cassini de la NASA ha abierto una vez más un sendero, mostrándonos nuevas maravillas y demostrando a donde nos puede llevar nuestra curiosidad si nos atrevemos,” dijo Jim Green, director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA en Washington.

Contacto y recepción de los primeros datos

Como se sumergió entre Saturno y sus anillos, Cassini  tomó información de alrededor de 3.000 kilómetros de las nubes de Saturno (donde la presión del aire es de 1 bar – Comparable a la presión atmosférica de la Tierra a nivel del mar).

Si bien los administradores de la misión Cassini confiaban que pasaría a través de la brecha con éxito, tomaron precauciones adicionales con esta primera inmersión, ya que la región nunca había sido explorada.

Imágen sin procesar tomada por Cassini en su primera inmersión

“Ninguna nave espacial ha estado nunca antes tan cerca de Saturno. Sólo podíamos confiar en las predicciones, basadas en nuestra experiencia con otros anillos de Saturno, de lo que pensamos sería esta brecha entre los anillos y Saturno”, dijo el gerente del proyecto Cassini Earl Maize del Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California. “Estoy encantado de informar que  Cassini atravesó la brecha de la forma prevista y salió por el otro lado en excelente forma.”

La brecha entre los anillos y la parte superior de la atmósfera de Saturno tiene un ancho de cerca de 2.000 kilómetros. Los mejores modelos para la región sugirieron qué si había partículas en la zona donde Cassini cruzó el plano de los anillos, serían pequeños, en la escala de partículas de humo. La nave espacial pasó a través de esta región, a velocidades de aproximadamente 124.000 kilómetros por hora en relación con el planeta, por lo cual pequeñas partículas impactando en zonas sensibles potencialmente podría haber desactivado la nave espacial.

Como medida de protección, la nave espacial utilizó su antena de alta ganancia en forma de plato (4 metros de diámetro) como un escudo, orientándola en la dirección de las partículas del anillo en sentido contrario. Esto implicó que la nave quedara fuera de contacto con la Tierra durante la travesía, que tuvo lugar el 26 de abril. Cassini fue programada para recoger datos de la ciencia mientras se acercó al planeta y luego girar hacia la Tierra para hacer contacto alrededor de 20 horas después de la travesía.

La siguiente inmersión de la Cassini a través del hueco entre el planeta y sus anillos está prevista para el 2 mayo.

Lanzada en 1997, Cassini llegó a Saturno en 2004. Después de sobrevolar la gran luna Titán el 21 de abril, Cassini comenzó lo que los planificadores de la misión están llamando la “Gran Final”. Durante este último capítulo, Cassini realiza un bucle alrededor de Saturno aproximadamente una vez por semana, haciendo un total de 22 inmersiones entre los anillos y el planeta. Los datos de esta primera inmersión ayudarán a los ingenieros a entender si necesitarán proteger a la nave los futuros pasos. La nave espacial Cassini finalmente se destruirá en la atmósfera de Saturno para evitar la posibilidad de contaminación en alguna de sus Lunas el 15 de septiembre de 2017

Fuente

NASA JPL

X