Espacio Exterior

Avanza la construcción del Telescopio James Webb

La plataforma del telescopio espacial James Webb completó su última prueba ambiental, de vacío térmico. Durante este año se integrará con el elemento Óptico de telescopio.

La plataforma (SCE) del Telescopio Espacial James Webb, observatorio espacial impulsado por NASA, ESA y CSA con la participación de 17 países, completó con éxito su última prueba ambiental, la prueba de vacío térmico, en las instalaciones de Northrop Grumman Corporation en Redondo Beach.

Las pruebas de vacío térmico expusieron al SCE a las temperaturas extremas de calor y frío que experimentará en el Espacio. Para probar estos rangos extremos, la cámara utiliza protectores de nitrógeno líquido y paneles calentadores para exponer el SCE a temperaturas bajas de hasta -148 grados y temperaturas altas de hasta 104 grados. La recopilación de datos en tiempo real a través de sensores de vuelo en el SCE permitirá a los ingenieros monitorear la funcionalidad del Telescopio James Webb y asegurar que la estructura resistirá los rigores de su frío viaje y operación en el segundo punto de Lagrange.

“El telescopio espacial más grande del mundo tiene que funcionar en temperaturas extremas”, dijo Scott Willoughby, vicepresidente y gerente del proyecto Telescopio Espacial James Webb en Northrop Grumman. “La finalización exitosa de las pruebas de vacío térmico garantiza que el SCE pueda soportar las condiciones volátiles a las que se enfrentará y valida aún más la preparación del James Webb para el lanzamiento”.

La plataforma del James Webb completó con éxito sus dos pruebas ambientales previas (vibración acústica y sinusoidal). Después de las pruebas de vacío térmico, el SCE regresará a la sala limpia de Northrop Grumman para comenzar las pruebas postambientales. A finales de este año, el telescopio James Webb se convertirá en un observatorio completamente integrado por primera vez a través de la integración del SCE con el Elemento Óptico de Telescopio.

Fuente: Northrop Grumman

X