Acceso al Espacio Observación

Arianespace lanzó el satélite militar CSO-1 con Soyuz

CSO-1 es un satélite de muy alta resolución óptico de la CNES y el Ministerio de Defensa de Francia. Fabricado por Airbus Defence and Space con carga útil de Thales Alenia Space, tiene un peso de 3,5 toneladas.

CSO-1

En su lanzamiento número once de 2018, y el tercero mediante un vehículo ruso Soyuz, Arianespace colocó con éxito en órbita el satélite militar de observación de la Tierra CSO-1  para la DGA (Dirección General de Armamentos), agencia dependiente del Ministerio de Defensa de Francia, y la CNES (Agencia Espacial de Francia).

El despegue del cohete Soyuz (VS20) se produjo a las 01:37 PM (hora local) desde el Centro Espacial Guyana (CSG), puerto espacial europeo en la Guyana Francesa. Desde la fundación de Arianespace en 1980, la compañía lanzó 42 satélites para CNES y la DGA.

CSO-1 es el primer satélite del Programa CSO (Composante Spatiale Optique). Fabricado por Airbus Defence and Space, lleva a bordo una carga útil provista por Thales Alenia Space. CSO-1 tiene un peso de 3.566 kilogramos y una vida útil estimada de 10 años. El satélite opera en una órbita sincrónica con el Sol a 800 kilómetros y tiene la capacidad de tomar imágenes en 3D de muy alta resolución en el espectro visible y el infrarrojo.

Video del lanzamiento del CSO-1

Como sucesor de los sistemas Helios 1 y 2, CSO abordará las necesidades operativas de Francia y Europa para inteligencia global y vigilancia estratégica, conocimiento del entorno geográfico y soporte para implementaciones operativas.

Airbus Defence and Space es el contratista principal para los satélites, mientras que Thales Alenia Space suministra el instrumento óptico para captar las imágenes.

Hasta la fecha, el backlog de Arianespace incluye seis misiones más para CNES y DGA: CSO-2 y CSO-3; Siracusa 4A y 4B; Tres satélites CERES, y el satélite Taranis.

Después de los satélites Helios 1 y 2 (la primera y segunda generación de satélites de observación militar), los socios europeos podrán acceder al Programa CSO de tercera generación a través de acuerdos bilaterales con Francia como parte del programa MUSIS. Alemania, Suecia y Bélgica ya se han unido a la comunidad de usuarios de las OSC, y pronto se firmará un acuerdo con Italia.

Video sobre la misión

CSO-1 en el cohete Soyuz

Poco después de la inyección orbital del satélite CSO-1, el presidente y CEO de Arianespace, Stéphane Israël, dijo: “Arianespace se enorgullece de haber orbitado CSO-1, un satélite clave para la defensa francesa y europea. Me gustaría agradecer a nuestros clientes y socios franceses, CNES, DGA y el Ministerio de Defensa, que han renovado su confianza en nosotros hoy. El primero de los tres satélites del Componente del Espacio Óptico marca el primer paso en la renovación de las capacidades de los satélites de defensa de Francia. Arianespace contribuirá aún más a estas capacidades con el lanzamiento a principios de la próxima década de CSO-2 y CSO-3, los satélites 4A y 4B de Syracuse y los tres satélites CERES.

Nicolas Chamussy, responsable de Airbus Space Systems, afirmó “Lo hemos conseguido gracias a nuestra dilatada experiencia y a la estrecha colaboración con el Ministerio de Defensa francés desde que comenzó la aventura espacial francesa, y contando también con un enorme apoyo del sector y de nuestros socios, en especial, de Thales Alenia Space. Hoy, estamos en condiciones de ofrecer la capacidad de observación más moderna y eficaz para proteger a nuestros ciudadanos y para garantizar la soberanía y la independencia de Francia y de Europa. Nos sentimos muy orgullosos de ello. El programa CSO es, sin duda, un gran paso adelante en cuanto a resolución, complejidad, seguridad de la transmisión, fiabilidad y disponibilidad: solo un par de naciones más pueden afirmar que cuentan con esta capacidad”.

Fuente: Arianespace

X